Una más del sistema judicial mexicano…

 

El día de ayer comenzaron los primeros juicios orales con cinco casos que dirimir. Tres de ellos fueron por robo y los restantes por violación. El 60 por ciento de los mismos terminó con la sentencia a favor de los internos y su preliberación y en los otros dos, de plano fue negada dicha preliberación del interno.

Edgar Elías Azar, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito federal, se la pasó pavoneándose por los pasillos de los juzgados porque según él, algunos casos que tardaban meses en concluirse, ahora se resuelven en quince minutos. “Hay un avance sustancial en el tema de la reforma constitucional, es decir, está caminando el Distrito Federal en ingresar a la reforma constitucional oral; en segundo lugar, transparencia…”, comentó a los medios de comunicación Elías Azar.

Sin embargo, no todo fue color de rosa, puesto que en el último asunto pendiente, la juez segunda negó a uno de los internos su liberación aun cuando este había cumplido con todos los requisitos de trabajo penitenciario, pero, hubo un pequeño gran detalle, al reo se le olvidó entregar las copias certificadas de su boleta de sentencia y su expediente y que nos lo retachan al tambo.

Imagínense, es algo así como sacarse la lotería, ir a reclamar el premio y no llevar tu boleto…

Comentarios