Miss Penitenciaria

En un pequeño letrero a plumon azul se lee “salón de belleza”.

En el interior de una celda de menos de cuatro metros cubicos en la prisión de Brasilia 12 mujeres, presas por cargos que van del asesinato al fraude bancario, son las finalistas a Miss Penitenciaria 2011 y en unos minutos caminarán sobre la pasarela en un evento que según las autoridades brasileñas, “promueve la integración de las presas con su entnorno y eleva su autoestima”.

Lucía, una de las favoritas para llevarse la corona en esta tercera edición del concurso de belleza, lleva un tatuaje en el brazo izquierdo con la siguiente leyenda: “enviada del infierno”. Dice que si gana “buscará la paz mundial”, luego se ríe a carcajadas y muestra con orgullo su diente de oro.

Al final, Raira, madre de dos hijas, fue coronada tras vencer a las otras en la prueba vestido de noche y bikini, gracias a un par de bientorneadas piernas. Le preguntan que cómo cambiará su vida ahora que ha sido elegida como la más bellas de las prisiones brasileñas “preferiria estar afuera”, contesta.

Acá la galería, voten por su favorita:

Comentarios