El vicio perfecto

Tabaquismo y fútbol, dos de los “pasatiempos” favoritos de nuestros días. Tan cercanos pero tan opuestos al mismo tiempo.
Tan saludables como dañinos.
Tan disfrutables, como insufribles.

Y curiosamente, tuvo que ser un artista que no fuma y tampoco le gusta el fútbol a quien se le ocurrió la brillante idea de realizar una serie de supuestos uniformes de equipos de fútbol, hechos de cajetillas de cigarros.

La exposición ‘Post Match’ (Cube Gallery de Manchester) de Leo Fitzmaurice presenta poco más de 800 piezas creadas en base a diversas cajetillas de cigarrillos de todas partes del mundo.

¿Quien dijo que el cigarrillo y el fútbol están peleados?