Y en la nota idiota del día: pierde una boob en un juego de gotcha

Tremendo fue el susto que se llevó una señorita cuando le dijeron que por andar jugando gotcha, le había explotado uno de sus implantes de seno.

Todo sucedió el día que una jóven inglesa de 26 años se encontraba jugando gotcha con sus amigos, cuando de repente una bala de pintura le dió justo en la chichi. Sin más, el juego siguió, hasta que un intenso dolor en el pecho obligó a la inglesa a acudir al hospital.

Los médicos le dijeron que la bala que impactó contra su seno a una velocidad de 190 millas por hora había hecho explotar un implante de seno que la muchacha se tenía muy bien escondido.

El encargado de UK Paintball, empresa dueña del campo en el cual se dió el suceso, informó que nunca antes les había pasado algo así. Por este motivo, los muy listos ofrecieron instalar protecciones adicionales en los senos de las féminas poseedoras de implantes.

En cuanto a la jóven afectada, se sabe que su recuperación costará algo así como 3,000 libras esterlinas

Pero lo bailado, ¿quién se lo quita?

Estamos hablando de:

senos

Notas relacionadas

Comentarios