Call of Juárez: The Cartel

Hace poco, en Estados Unidos se tomó la decisión de que los videojuegos ahora son un modo de expresión artística. ¿Y por qué no? Los videojuegos tienen trabajos de distintas bellas artes: música, literatura, cine, pintura, y hasta en algunos casos, la arquitectura. En realidad, los videojuegos, como el cine o la música, pueden llegar a reflejar o expresar cualquiera de los diferentes aspectos de una sociedad.

Quizá no sea muy visible en muchos videojuegos, pero en el caso de Call Of Juárez: The Cartel, podrán estar de acuerdo que cumple una función a la que podríamos llamar “artística”. Me refiero a que en éste, nos muestra una realidad que vive nuestro país y un temor al que todos tenemos, el aumento de la guerra contra el crimen organizado y la intervención militar de los Estados Unidos.

El juego, en asuntos técnicos, es un shooter en primera persona que no ofrece nada nuevo. En cuanto a los movimientos, es muy semejante a cualquier otro, tienes lo básico: sprint, te puedes agachar, apuntar, lanzar granadas y hasta llevar una pistola en cada mano. Ésto no le quita ningún mérito al juego, Call Of Juarez utiliza una fórmula de su género muy efectiva para nuestro entretenimiento que se ha usado en otros shooters.

Básicamente, es un shooter cualquiera, a algunos les gustará más que el Call Of Duty o el Halo. Pero en realidad, lo que no ofrece este juego en innovación, lo viene ofreciendo en su historia.

Mucho antes de que saliera este juego, ya estaba creando controversia en los medios por el atrevimiento que tuvieron Ubisoft y Techland al tocar un tema tan delicado para nuestro país.

Si no lo han jugado, permítanme contarles la historia. Los desarrolladores comienzan la narración con la explosión de una bomba en una estación de policía, hasta parece que tratan con un ataque terrorista, causado por un cártel narcotraficante. Como se podrán imaginar, la guerra que comenzó hace unos años finalmente llegó de manera explicita a las calles de una de las ciudades más importantes de nuestros vecinos del norte. Obviamente, el gobierno gringo no tardó en proponer una intervención militar a nuestro país. Afortunadamente, nuestro gobierno impide esa intervención con la declaración de que una intervención extranjera es un ataque directo a la soberanía de nuestra nación, por lo tanto un acto de guerra contra México.

Con la amenaza de una guerra entre México y los Estados Unidos de América, el gobierno gringo decide hacer una última estrategia para evitar la guerra entre las dos naciones y derrotar al crimen organizado. Tú y tus compañeros son parte de la nueva estrategia, la cual consiste en formar un nuevo grupo de seguridad mezclando miembros del FBI, la DEA y la famosa LAPD. En total, este nuevo grupo anticrimen, tiene una fuerza de tres efectivos, los cuales tienen como objetivo desintegrar al cártel responsable del bombardeo en Los Ángeles.

Esa es la pequeña introducción que nos dan los muchachos de Techland: la posibilidad de una guerra México-EUA, crimen organizado en California y tres policías gringos malos para combatir contra todo eso.

En mi caso, desde el momento en que me presentaron la situación en la que se desarrolla el juego, no pude disfrutar al cien por ciento lo que ofrece me estaban ofreciendo. Me imagino que es la misma sensación que habrán sentido los rusos cuando jugaron Call Of Duty: Modern Warfare 2.

Nunca me ha gustado juzgar las cosas por algo que no son, Call Of Juarez: The Cartel es un videojuego al cual, por definición, se le debe de tratar como un videojuego, por eso nunca vi el sentido de que todos se alarmaran tanto con la idea de un juego ubicado en la guerra contra el crimen organizado. Pero siendo sinceros, si son mexicanos y les preocupa la situación actual, no pueden tratar este juego como si fuera un sencillo videojuego más.

Estamos hablando de:

Videojuego Xbox