Represión en Siria: le rompen los dedos a caricaturista de la oposición

Ali Ferzat, caricaturista sirio, fue atacado el pasado jueves tras realizar unas caricaturas que no hablaban muy bien que digamos del presidente de Siria, Bashar Al Assad. La represión no cesa en aquel país de Medio Oriente y según reportes de Naciones Unidas, ya son más de 2,200 muertos a consecuencia de los actos de represión del gobierno.

La caricatura de Ferzat mostraba a Al Assad haciéndole la señal de alto a un coche conducido por Muamar Gadafi, el otrora dictador de Libia, quien recientemente se dio a la huida tras el inició de la guerra civil en su país. El caricaturista, desde que comenzaron las revueltas en marzo, ha sido crítico de las protestas y la violenta represión en Damasco.

Los hechos se dieron cuando cuatro hombres con los rostros cubiertos lo atracaron fuera de su oficina, en el centro de la capital, el pasado jueves. Procedieron a romperle dos dedos de cada mano, además de lastimarle el ojo como “mensaje” de lo que podría pasarle si seguía criticando el régimen de Al Assad. Tras la golpiza, los hombres dejaron al caricaturista en un borde de la carretera, a las afueras de Damasco, con una bolsa en la cabeza.

No se trata de la primera represión de esta índole, ya que el mes pasado Ibrahim al Qashoush, célebre cantante de canciones de protesta al régimen, fue hallado muerto en su casa de Hama, con las cuerdas vocales cortadas.

El acto contra Ferzat ha llevado a críticas de parte de Estados Unidos y Francia y su página de internet se ha atiborrado de comentarios apoyando a los rebeldes y a la crítica del régimen. El próximo viernes se hará una manifestación pacífica frente a la casa del artista agredido. Esperemos que este tipo de actos se detenga, por el bien de la libertad de expresión.

Estamos hablando de:

Siria