Estonia, el país menos religioso del mundo

Estonia, según una reciente investigación de parte de la BBC, fue clasificado como el país menos religioso del mundo. Sólo 20 por ciento de los ciudadanos de aquel país practican alguna religión, y en la capital, Tallin, su iglesia luterana más importante sólo es frecuentada por turistas, muy poco por los locales. De acuerdo con el decano de la iglesia, Arho Tuhkru, sólo 13 por ciento de la población va a misa los domingos, y sólo uno de cada cinco estonios es creyente. ¿Por qué es esto?

Todo se debe a la historia. Los alemanes y daneses llevaron el cristianismo al país. Los estonios veían a la religión como simple fe de colonos. Además, el lenguaje es esencial, ya que “los luteranos hablaban alemán” dice Ringo Ringvee, consejero del departamento de asuntos religiosos “los rusos ortodoxos, quienes llegan en el siglo XIX y principios del XX, siempre hablaron ruso”. Con el tiempo, Estonia se volvió un país secular.

Más tarde, llegaría la Iglesia Ortodoxa a Estonia, la cual estaba más enfocada hacía los patriarcas de Constantinopla que a los de Moscú. A mediados de la década de 1940, la Unión Soviética llega a invadir Estonia. Entre las nuevas imposiciones al país invadido, se prohibió el culto público. En el año de 1991 Estonia por fin se vuelve independiente del control de los Soviéticos, sin embargo, nunca retoma la práctica religiosa de la misma manera.

Pero, ¿en qué creen los estonios actuales? Al parecer, en la naturaleza. Muchos ciudadanos comentan creer en una fuerza natural. A las afueras de Tallin, a unos 200km, se encuentra un centro para adoradores de la naturaleza. Se trata de paganos, autodenominados Maausk, que dentro de sus actividades se encuentra platicar con árboles u otra creencias que los lleve a la comunicación con la naturaleza. Las mujeres, por ejemplo, recogen flores en los prados que luego esconderán debajo de sus almohadas al dormir, con la creencia de así tener más suerte en conseguir marido.

Lo más fuerte en Estonia es una sensación de nacionalismo, la cual se sobrepone a cualquier idea de religiosidad. En segundo y tercer lugar en los países menos religiosos se encuentran Suecia y Dinamarca respectivamente y en la lista de los países más religiosos están Egipto, Bangladesh y Sri Lanka. ¿México en qué lugar quedaría?

Comentarios