¿Por qué los bostezos son contagiosos?

Cuando un individuo bosteza, generalmente hay alguien más quien te responde con otro bostezo. Se trata de una reacción de cierta manera incomprendida, aunque muchas teorías han salido a la luz últimamente.

Los bostezos sólo se han visto en humanos, chimpancés y perros y uno que otro gato. Según investigadores de la Universidad de Nueva York en Binghamton, se trata de una manera del cuerpo para equilibrar su temperatura; esa es la razón por la que bostezamos al despertar, pues así equilibramos la diferencia de temperatura que se da al estar dormidos que al de estar despiertos.

La razón de que se “contagie” bostezar se remite a la simple empatía. Según la BBC al bostezar se transmite nuestra sensación de sueño o ansiedad, dando así una sincronía de nuestro sentir a otras personas en el cuarto.

Así que ahí lo tienen, los bostezos son para afirmar nuestro equilibrio en temperatura, la cual a su vez es contagiada por su “señal de una emoción o cambio repentino en nuestro cuerpo”, similar a los llamados hechos por los ladridos de perros en cuestión de peligro.

Comentarios