La tercera Tenochtitlan: México luego del 85

Foto: Enrique Metinides

Hoy se cumplen 26 años de la mayor tragedia que la madre naturaleza le haya enviado a esta ciudad. Un día como hoy a las 7:19 AM un terremoto de 8.1 grados sacudía el centro del país.

La Colonia Roma, la Doctores, el Centro Histórico, la Colonia Juárez y Tlatelolco quedaron marcados para siempre como zonas frágiles de la ciudad; el Hospital General, Hospital Juárez y Centro Médico Nacional, quedaron reducidos a escombros; los hoteles Regis, D’Carlo y del Prado, sepultaron a sus huéspedes; murieron burócratas en Pino Suarez, costureras en San Antonio Abad, familias enteras en Tlatelolco, recién nacidos en el Hospital Juárez, personas del espectáculo en Televisa Chapultepec.

Un día como hoy perdimos a Rockdrigo y descubrimos la iniciativa y la solidaridad civil en el país con la Brigada de Rescate Topos Tlatelolco. Un día como hoy los más grandes vieron colapsarse lugares icónicos como el cine Roble, el Capri, la Taberna del Greco, el café Superleche, el edificio Nuevo León, el CONALEP o la secundaria número 3 Héroes de Chapultepec: según El Universal, un total de 12 mil 747 edificios cayeron aquella mañana, de esta cifra un 65 por ciento fueron viviendas.

El número de víctimas aún es desconocido. Según datos de El Universal, la Cruz Roja declaró en 2010 que el desastre había generado 15 mil muertes. Sin embargo, en todos los periódicos se retoman las cifras oficiales: murieron tres mil 692 personas, mil 899 mujeres y mil 785 hombres, esto sumado a los 228 fallecidos en la réplica del 20 de septiembre. Aunque la opinión pública ha manejado cifras de más de 40 mil a lo largo de los años.

Por otra parte, el presidente Miguel de la Madrid habló sólo de tres mil 226 personas rescatadas con vida, entre ellos los recién nacidos, los niños del milagro, del Hospital Juárez.

Sin duda, para quienes que no les tocó vivir o vivir de cerca esta tragedia, todo esto parece una historia lejana que poco nos asusta pero que despierta mucho el morbo y cobija las historias de fantasmas , pero lo cierto es que esta ciudad no fue lo mismo luego del 19 de septiembre de 1985, como dijera el poeta Lizalde, el lugar en el que ahora vivimos es una “tercera Tenochtitlan”. De algunos edificios importantes, espacios públicos como, por ejemplo, el Parque del Seguro Social que fue la máxima casa del béisbol en México y el estadio que albergó la visita de Queen en el 81, sólo quedan estampas de beisbolistas entre la comida rápida de la plaza comercial Parque Delta.

Notas relacionadas:

Comentarios