Uno de cada 31 estadounidenses adultos, están en la cárcel

Las cárceles gringas sirven de casa para el 25 por ciento de los presos de todo el planeta. Esto es equivalente a 2,5 millones de estadounidenses tras las rejas. Ya sea en una cárcel federal, estatal, regional o privada.  Por supuesto, se trata de la proporción más alta del mundo, ya que uno de cada 31 adultos está en la cárcel.

Las estadísticas se vuelven escandalosas cuando se analiza por raza: uno de cada once negros vive encerrado, uno de cada 27 latinos, y uno de cada 45 blancos.

¿Qué ha llevado a una población reclusa en aumento? La guerra contra las drogas, por supuesto, ya que en el país del Uncle Sam cualquiera relacionado con los narcóticos es mandado a prisión, sin importar si eres propietario o traficante.

El 20 por ciento está en la cárcel por cosas que en otros países suelen verse como un delito menor, como pintar un grafiti en un transporte público, o por ejemplo, en Texas  llevar 100 gramos de marihuana equivale a 15 años en prisión. Aunado a ello, 50 por ciento los presos están encarcelados por asaltos o robos.

Un verdadero negocio las cárceles en Estados Unidos. Tanto que el gobierno del gabacho ya no se da abasto y ahora hasta ha privatizado prisiones como la Correctional Corporation of America (CCA), la cual tuvo 1,669 millones de dólares en ingresos el año pasado.