Adiós, adiós a las corridas de toros en Cataluña

El pasado 28 de julio del 2010, el parlamento de Cataluña votó a favor de la prohibición de las corridas de toros. El veredicto indicó en aquél entonces que a partir del 1 de enero del 2012 las corridas quedarían erradicadas de la Plaza de Barcelona; ayer por la tarde, la ciudad catalana se despidió de una de las tradiciones que han definido la identidad española.

José Tomás, el elegido de la Plaza Barcelona, Serafín Marín y Juan Mora fueron los encargados de darle el último adiós a la “Fiesta Nacional”. Como gesto de despedida, los tres estelares salieron aplaudiendo al público, a modo de agradecimiento por tantas corridas antes llevadas a cabo en esa plaza.

Sin duda fue una corrida nostálgica, pues no es fácil para ningún aficionado aceptar que finalmente los defensores de los animales y detractores de esta tradición lograron borrarla de esa zona.

Por otra parte, la afición continúa acusando de “hipócrita” la decisión tomada por el Parlamento, pues sólo las corridas en plaza fueron prohibidas, otras costumbres como los “correbus”, espectáculos callejeros con toros, a los que se les prende fuego en las astas aunque no son sacrificados, podrán seguir realizándose.

Cabe mencionar que Cataluña es la segunda región española que prohibe los festejos taurinos, después de que las islas Canarias que las vetó en 1991.

Sin duda el día de ayer cerró un ciclo importante en la historia de Cataluña, y al mismo tiempo abrió uno nuevo en el que la población catalana necesitará encontrar algún otro espectáculo, deporte, o costumbre a la altura de sus necesidades, que reconstruya este gran pedazo de identidad española que ha quedado prohibido.

Seguramente, en las oficinas de PETA en el mundo se estará llevando a cabo un gran festejo, pues esta es una victoria grande para los animales y quienes los defienden, después de todo, decir que no importa que los toros mueran porque fueron criados para eso, es como decir que no importa que un ser humado sea esclavizado porque fue criado para eso.

Comentarios