Tres mujeres reciben el Premio Nobel de la Paz

El Premio Nobel de la Paz fue otorgado esta mañana a tres mujeres activistas de África y del mundo árabe, cuyos intereses están dirigidos a promover la paz, la democracia y la equidad de género. Las mujeres en cuestión son Ellen Johnson Sirleaf de Liberia, quién sirvió como la primera mujer presidente de África, su compatriota, la activista por la paz Laymah Gbowee, y Tawakul Karman de Yemen, líder de una campaña en busca de la democracia.

Desde hacía más de 7 años que no se le había otorgado el premio a una mujer, la última en recibirlo fue Wangari Maathai de Kenya. Se cree que el reconocimiento de este año a las mujeres es un paso importante para la lucha por los derechos de la mujeres del mundo.

Un vocero del Unity Party, partido de Ellen Johnson Sirleaf, comentó: “estamos bailando. Esto es la cosa que hemos dicho, que el progreso se ha logrado en Liberia. Después de 14 años de guerra hemos logrado paz por un tiempo prolongado”.

Mientras tanto, la señorita Karman de Yemen se encuentra protestando en una casa de campaña desde febrero, en busca de una reforma enfocada a la paz y a la igualdad. Karman comentó desde su hogar provisional: “esta es una victoria para nuestra revolución pacífica. Estoy tan feliz, y le dedico este premio a toda la juventud y a las mujeres del mundo árabe, en Egipto, en Túnez”

Por otro lado, después de haber estudiado economía en Harvard, Ellen Johnson, tras varios años en campañas políticas por la igualdad, fue electa presidenta de Liberia en el 2006. “Definitivamente está pasando en otros países porque muchas mujeres ahora están en busca de la presidencia, lo cual no pasaba mucho en el pasado” comentó.

Su compatriota, la señorita Gbowee, según el comité del Nobel, ha sido un motor para la comprensión entre las mujeres cristianas con las mujeres musulmanas en busca de evitar las injusticias de la guerra que se llevó acabo en su país hasta el año 2003. Desde entonces, se ha movilizado en distintos círculos de protesta contra el poder que pretende sustentar guerras en el mundo árabe. En esencia, como cabeza del movimiento Woman for Peace, ella es conocida por “haber quitado las líneas divisorias éticas y religiosas en busca del fin de una larga guerra”.

Mientras que Tawakul Karman de Yemen es conocida por ser una importante vocera en contra del régimen del presidente Ali Abdullah Saleh. Ella inició su compaña en 2007 con un grupo llamado Woman Journalists Without Chains; sin embargo, fue hasta este año, con las protestas en Túnez y Egipto, que las personas en Yemen se unieron a su causa. Su corto arresto en enero sólo llevó a más enojo de parte de sus seguidores, quienes la nombran “la madre de la revolución”.

Comentarios