Desafortunado panorama

desempleo-okey

Hace unos días los datos sobre la falta de empleo en el país invadió todos los medios. Para algunos, que tienen la fortuna de tenerlo, les hizo seguramente más leve el día y hasta vieron con cariño a sus jefes.

Hoy la nota es sobre quienes tienen un empleo, pero no fue el que precisamente planearon. En el foro “Hacia una Agenda de Colaboración Entre las Empresas y las Instituciones de Educación Superior“, la SEP arrojó cifras desalentadoras para aquellos estudiantes universitarios que sueñan con trabajar en lo que les gusta, en el campo para el que se están preparando.

De acuerdo con la institución, tres millones 510 mil mexicanos trabajan en áreas diferentes a las que estudiaron (como el comercio formal e informal). Otros 550 mil mexicanos con educación superior abandonaron el país en busca del “sueño americano”, pero sólo 75 mil lo logró en el sector para el cual se preparó.

La cuestión salarial también anda por los suelos, pues casi el 50% de los profesionistas ganan en promedio cuatro salarios mínimos (o menos), y el 25% no cuenta con prestaciones.

Y bueno, algo que no mencionaron son las numerosas trabas burocráticas a las que se enfrentan aquellos emprendedores que deciden abrirse camino solos. En eso deberían enfocarse las propuestas de los partidos políticos para las elecciones de este año.