Al bote por groseros

golpes-entre-diputados-pan-prd-1dic06

Ayer estaba checando una nota del Milenio y me encontré con que en más de la mitad de los estados de la República, las “groserías” están penadas de acuerdo con el reglamento de policía y buen gobierno. Éstas incluyen tanto palabra, señas y actos que molesten a terceros (como silbar).

Entre los lugares que incluyen este reglamento están Monterrey, Guadalajara, Aguascalientes, León, Acapulco, Puebla, Culiacán, Tlaxcala y el Distrito Federal. Lo malo es que, en cada uno de estos reglamentos, los artículos son muy ambiguos, mientras otros son graciosamente específicos. Chequense el de El Marqués, Querétaro que sanciona por “Proferir injurias de palabras o valiéndose de silbidos, señas, palmoteos o instrumentos mecánicos o hacer majaderías y proferir insolencias en la vía pública”.

Pero el gobierno que se voló la barda fue el de Guanajuato, que sancionaba además de las groserías, hacer miradas o gestos obscenos, repartir volantes, comprar en puestos ambulantes, mendigar o pedir limosna y a quienes no utilizaran los puentes peatonales. Algunas de estas medidas ya fueron revocadas por su exageración.

Y bueno, que mejor imagen que la de arriba donde los miembros de la Cámara de Diputados ponen el ejemplo. Seguramente ninguno de ellos se dijo alguna mala palabra o hizo algún improperio.

Estamos hablando de:

México lindo y querido
Comentarios