Este es mi pais y esta es mi gente…

relojoro

Cada vez nos es más difícil tomar los problemas del país con seriedad, y cada vez, parece más lejano el día en el que muchos de ellos se resolveran, y finalmente hagamos las cosas como se deban de hacer.

Abrir los periódicos el día de ayer, era como abrir una historieta cómica, aunque tristemente, se trata de la realidad de nuestro pais.

Primero, tenemos al líder de los trabajadores, Joaquin Gamboa Pascoe, presumiendo un reloj de $70 mil dolares (un milloncito de pesos) al tiempo en el que le reclama al presidente Calderon que el sector obrero del país ‘se tiene que apretar las tripas’ en estos tiempos de crisis. Y no dudo que en efecto, todos los obreros se aprieten las tripas, pero si existe alguien que se ha beneficiado a costa de los sacrificios de los obreros, estos son los líderes sindicales.

Luego, nos enteramos a que el banco internacional Stanford, quien en recientes días se vio involucrado en un escandalo de fraude en los Estados Unidos, operaba en nuestro país de manera establecida, pero realizaba algunas operaciones de manera ilegal, sin que las autoridades bancarias, esas que siempre presumen tener los sistemas más seguros contra fraudes y lavado de dinero, estuvieran siquiera enteradas, de no haber sido por el escandalo surgido en Estados Unidos.

Ya para finalizar, nos encontramos con que el escandalo de las llamadas en las que el secretario de comunicaciones se ha visto involucrado, tiene mucha mas tela de donde cortar, pues alguien filtro en el senado de la república, la siguiente carta anónima, en la cual vemos que muchos de nuestros políticos están involucrados en cosas que no son muy dignas que digamos. Aquí se las dejo:


Carta anónima enviada al Senado, dirigida a Luis Téllez:

“Estimado Luis:

Tienes alguna idea de lo que es platicar en los últimos años por tu teléfono. ¿Te acuerdas cómo hablaste barbaridad y media del PRI, de Salinas? No es lo único que has dicho, acuérdate ¿Y de Gamboa y de Manlio?

Se te pasó la mano. Del tramposo de Roberto Madrazo hablas muy, muy mal; con razón.
Pero Luis, no por teléfono. Fuiste muy ingenuo.

También te expresas muy mal del equipo del candidato Calderón cuando estábamos a la mitad de la campaña en 2006.

Estas llamadas van a levantar mucho polvo a unas semanas de las próximas elecciones, ya que muchos de los candidatos son personajes narrados en tus llamadas.

Bueno, y qué decir de tu nostalgia por el PRI. ¿Sabías tú que la grabación la va a usar el PRI en sus spots de radio y televisión para decir que los secretarios del presidente panista extrañan al PRI? ¡Eres una chulada!

Lo mejor que puedes hacer es renunciar y ahí acabará todo. No queremos perjudicar ni al presidente ni al país. Su gente, inversiones, negocios, empleo, todo lo que hablaste va a generar mucho odio.

¿Te acuerdas de tus llamadas?
¿Qué has hecho con el adeudo de dos mil millones de MVS? Respecto al subejercicio del año pasado, ¿te acuerdas cómo le ordenaste a Manuel maquillar las cifras para tu acuerdo con el presidente?
Y ¿te acuerdas de tu larga llamada en la que afirmas que el corrupto del gobernador tiene comprado a los jueces?

Y qué decir del… (descalifica a Döring) corrupto que lo único que quiere es conseguir placas para taxi y camiones federales. Bueno y ¿qué tal la empresa Alsthom, una de las más corruptas del mundo? Según tus palabras, ellos sí te van a demandar, ya lo verás.

Los que se van a enojar mucho son los familiares de la gobernadora de Yucatán. Te expresaste de una manera muy vulgar de una dama y sólo porque te acusó con el presidente y escupiste contra ella y aquí los insultos, esas no son palabras que deba utilizar un señor secretario.

Y para colmo le quieres quitar la chamba a tus compañeros de gabinete. ¿Te acuerdas cuando le dices a Dafne que te gustaría la chamba de relaciones exteriores, la secretaria va a estar encantada contigo.

¿Por qué hablas tan mal del gordito Agustín? Cuando estalla la crisis te refieres a él como un miedoso que no quiere decir lo que debe decir como tú valientemente lo hiciste al referirte a la profundidad de la crisis.

Tus reuniones y demás con Liébano son dignos de un libro aparte.

¿Por qué le quieres dar a don Pancho las frecuencias que le quieres quitar a Joaquín Vargas? Eres muy traicionero, también sacrificas a tu compadre Joaquín con tal de salir bien librado y quedar bien con otros.

Y tú llamado con Lelo de Larrea y tu explicación de cómo ganar licitaciones en el sureste. La verdad Luis tienes facha de honesto, pero la verdad eres un tipo totalmente inmoral.

¿Te acuerdas cuando renunció Rafael del Villar porque no lo dejaron entrar a Los Pinos? ¿Te acuerdas todo lo que le dices a Ricardo que los de Presidencia no tienen sensibilidad y de que les falta mucho? ¿A quién te referías cuando de Los Pinos te referías también al presidente, sino tienen sensibilidad, como tú lo afirmas? Te van a correr, chaparrito.

Además te encanta lo ilegal y te quejas de ello. Te indigna que te hayan grabado, pero tú ordenaste a Ricardo para que hable con el almirante Figueroa para que investigue a la Carpinteyro, la sigan y la graben. Si en realidad Purificación está tan loca como dices, es tan mala y tan perversa… o se trata de otra de tus mentiras como la que te aventaste de Carlos Salinas.

Ni de tus amigos te cuidas. Indebidamente instruyes a Fernando Casanueva a darles coche a nivel federal y todos los apoyos necesarios a Del Villar y Martínez Pous, los comisionados independientes. Con esto hasta la institución de la Cofetel estará en duda. Tus palabras contra Osuna son dignas de un carretonero.

El que se va a poner furioso es Emilio Gamboa, ¿te acuerdas de tu larga llamada en donde dices que las estaciones de radio él las regaló a los amigos de Salinas y de los negocios que hizo cuando fue secretario?

Habla de Cerisola, ¿por qué le vas pedir a la Función Pública que no se metan con él?

Bueno, bueno, tenemos mucho más pero lo más delicado lo dejamos para la próxima, esperamos que renuncies antes de convertir en tu vida en un verdadero escándalo.”

Asi finaliza esta carta, la cual pareciera digna de Jack Bauer, pero que desgraciadamente, lejos de denunciar hechos ilicitos por el beneficio de todos, lo hace buscando con el fin de conseguir algún beneficio particular.

A final de cuentas, puede que el secretario Tellez renuncie, legitimando el chantaje de algunos, aunque algo me dice que no lo hara, hasta que no se le compruebe nada de lo mencionado, lo cual obligará al presidente a destituirlo, siendo ese su maximo castigo, pues todos sabemos que en este país hay muchos malandrines ahi afuera (saludos al Gober Precioso), que con todo y pruebas en su contra, terminan paseandose y disfrutando de nuestros impuestos, como si nada.

Comentarios