¡Por las barbas de Neptuno! ¿Qué es el #seapunk?

Del agua venimos y de este elemento está construido nuestro cuerpo; hay un grupo de personas que tratan de llevar el seapunk al mundo para recrear así, el estado utópico que una gran inundación en el planeta traería…

El seapunk, en palabras de sus seguidores,  es un estado mental, una utopía tecnológico-submarina en la cual todo mundo convive bajo las siglas PLUR (peace, love, unity and respect). Albert Redwine y LILINTERNET fueron en gran parte los encargados de crear este fenómeno que ahora se extiende por los círculos underground del mundo y tiene como incubadora a las urbes de Chicago y Los Ángeles.

¿Por qué tendríamos que estar interesados en el seapunk?

Resulta que a principios de enero, el hashtag #seapunk detonó una confusión enorme después de que varios medios americanos trataran de encontrar la verdad detrás de los tonos turquesa y los gifs tropicales. Ahora, muchos ven este nuevo “estado mental” como una tendencia que podría popularizarse y llegar a los oídos de las masas (como el dubstep en su momento).

Es por esta razón que hemos decidido crear una guía para que ustedes puedan decidir si esta nueva tendencia vale la pena o si tan sólo es un disparate creado por aquellos que crecieron viendo La Sirenita de Disney.

Nuestra definición del seapunk es la siguiente:

El seapunk es una tendencia que busca una unificación imagen/sonido/mentalidad; el chiste de todo esto es lograr trasladar al receptor a un mundo perfecto por lo menos durante algunos minutos: ya sea en un rave, durante un rato libre en la oficina o visitando Tumblr.

Para explicarlo, decidimos desglosar la tendencia en tres grandes ramas:

Imagen

Está de más decir que se utilizan todos los motivos marinos existentes, y a esto hay que agregarle elementos tecnológicos, motivos greco-romanos, colores chillantes y gifs animados de antaño; todo esto crea un alucinante collage tropical digno de los viajes más épicos de Albert Hofmann.

En cuanto a la moda, podríamos decir que este es el elemento más popular del género; grandes diseñadores se han encargado de llevar las redes de pesca, las conchas y el pelo multicolor (mermaid hair) a las  pasarelas del mundo pronosticando una temporada de verano bastante submarina.

Otros nombres clave en la creación de la imagen del seapunk son los del fotógrafo Andrew Ceciliato y Kevin Heckart, el último fue el encargado de crear los primeros mundos computarizados de la colorida tendencia y de crear la imagen de Coral Records Internazionale (hablaremos más del sello a continuación).

Cabe destacar que muchos dieron por muerto el seapunk a finales del año pasado, esto debido a que Lady Gaga comenzó a utilizar los característicos mechones azul turquesa y se transformó en una sirena  en uno de sus videos. A principios de este año, el movimiento logró sobrevivir después de cautivar el mundo de Twitter con #seapunk, el misterioso hashtag .

Música

La parte sonora del seapunk es una mezcla extraña de electrónica con tintes noventeros de house/techno y un aire de new age que convive con sonidos acuáticos, cantos de delfín y una que otra improvisación por parte de algún rapero.

La música es sólo un complemento del movimiento, por lo que se recomienda escuchar los temas acompañado por visuales o imágenes: las pantallas con imágenes son un elemento destacado en los raves de este estilo. Ahora, Coral Records Internazionale se ha convertido en el estandarte del movimiento.

 

Ideología

La historia va así: un día un twitstar de nombre LILINTERNET se despertó de un extraño sueño; el twittero visitó un mundo acuático en el que habitaban seres humanos del futuro que gustaban de vestir chamarras de cuero (leyeron bien). Al despertar, su primer reacción fue publicar en la red de los 140 caracteres la palabra seapunk.

Después de esta revelación, un grupo de visionarios –por así decirlo- crearon un mundo basado en la música de Unicorn Kid y Albert Redwine fundó el sello Coral Records Internazionale.

Lo demás es historia, la comunidad del seapunk se puso de acuerdo y fijó un rumbo ideológico bastante sencillo; dichos ideales parecen sacados de las cabezas de nuestros tíos hippies. PLUR (peace, love, unity and respect) es la palabra que rige la tendencia. Se busca llegar a un estado utópico mediante las expresiones sonoras y visuales.

En conclusión: El seapunk es un movimiento hecho para y por el Internet; nosotros creemos que sería bastante difícil que la ideología o el espíritu de la tendencia marina sobrevivan. En contraste, creemos que la característica más fuerte del seapunk es su imagen y no nos sorprendería que invadiera las calles del mundo.

Los pioneros del género sienten que la esencia del seapunk ha muerto ahora que el mundo “mainstream” se ha enterado de su existencia; tal vez esto sea cierto, basta con mirar los looks de las nuevas celebridades del pop: Katy Perry y Azealia Banks (la persona más cool del 2011 según NME) por mencionar sólo un par.

Mientras sus creadores no le dan más de un año de vida, hay quienes se han dejado absorber por el absurdo y fascinante mundo del seapunk, inyectándole vida a algo que comenzó como un disparate en la web.

¿Qué pasará con el seapunk? Eso depende de ustedes.

Estamos hablando de:

Música THINKING

Notas relacionadas:

Comentarios