A 50 años del exilio

free-tibet-candleglow-2

Desde marzo del año pasado, los levantamientos en provincias del Tibet han sido recurrentes. Algunos grupos separatistas de China, han alzado la voz en contra del gobierno para que se declare la autonomía de este territorio, que ha sido, desde hace muchos años, un lugar estratégico para los fines políticos y económicos de China.

Este año, las protestas no se han hecho esperar, pues en días pasados se presentaron brotes de violencia en la provincia de Qinghai. El ambiente de tensa calma se debe en parte a los 50 años de que el líder espiritual y político del Tibet saliera de esta región al exilio, y a un año de las protestas en Lhasa, por las cuales se incrementara el número de soldados que vigilan las fronteras de la región.

Grupos de derechos humanos y el gobierno en el exilio piden se aclare la información de este último conflicto así como la publicación del número y situación real de los detenidos, pues las únicas palabras del presidente chino, Hu Jintao, en el canal oficial del gobierno fueron ” debemos construir un gran pared en contra de los separatistas… para continuar con la modernización y avance del Tibet, de la estabilidad básica a la estabilidad última”.

Las cifras de la The International Campaign for Tibet establecen que tan sólo el año pasado 1,200 tibetanos desaparecieron, mientras Amnistía Internacional señala son más de 1,400. China continúa respondiendo con información menos alarmante, pero sigue hermética sobre la visita de autoridades en la materia para corroborar su política.

En un discurso, el Dalai Lama abogó por la autonomía del pueblo tibetano “Estamos buscando una autonomía legítima y significativa que nos permitiría vivir en el marco de la República Popular de China”.

Estamos hablando de:

tibet
Comentarios