El olor del crimen

olor

Un grupo de científicos norteamericanos están desarrollando una nueva manera de descubrir a personas que han cometido algún delito, esto, será con la ayuda de los olores que desprenden las personas. Desde hace décadas, la prueba del polígrafo se ha realizado durante los interrogatorios para descubrir si alguien esta diciendo la verdad o está mintiendo en la declaración. En casos mas complicados, se realizan pruebas de ADN o se recolectan las huellas dactilares para determinar al culpable.

Así como las mencionadas huellas digitales, el olor corporal de cada persona es único, como lo explica El profesor de la Universidad de Oxford, Tristram Wyatt “El desafío es que nuestros olores individuales están basados tanto en la genética, como en las bacterias que producen esos olores y en los cambios durante el día. Los perros son extremadamente buenos para rastrear a una persona por su olor, excepto cuando se trata de gemelos idénticos que comen los mismos alimentos y la misma dieta.”

“Una de las razones por las que las máquinas detectoras de mentiras han fracasado es porque no examinan el engaño, sino examinan la tensión nerviosa del individuo. La idea es que cuando estamos nerviosos sudamos más y por lo tanto despedimos más olor corporal.

“El problema es que a menudo estar nervioso no es un indicador de que estamos mintiendo, sino puede indicar muchas otras cosas”

Comentarios