Mientras Tanto

Julia Orayen, la edecán del debate, en Playboy México

Pues sí, al fin y al cabo el debate le cambió la vida a Julia Orayen, la edecán que conquistó a la audiencia durante el primer debate a la presidencia de la república, el pasado 6 mayo. Pues ahora, esta guapa mujer (a la que Gabriel Quadri no olvida), es portada en la edición de julio de la revista Playboy.

Las sesión fotográfica donde la famosa edecán posó desnuda, fue tomada en las playas de Puerto Escondido, Oaxaca. En lo que esa edición sale a la venta, en Sopitas.com te traemos algunos fragmentos de la entrevista realizada por Playboy, además de dos fotos para que ‘vayas haciendo hambre’.

El debate cambió tu vida. A estas alturas, ¿no te sientes agobiada?
¡Claro! Hubo muchísimos cambios, oportunidades de trabajo súper interesantes, sobre todo. La primera semana me sentí muy agobiada y presionada, pero ahorita la vida comienza a ser mucho más normal. Tengo muchos proyectos.

Así como hubo muchas cosas positivas, el sentido del humor mexicano a veces es muy pesado. En Facebook hicieron muchísimos chistes acerca de tu participación en el debate. ¿Te enojaste?
Los chistes no me preocupan… Es muy complicado meterse en una tormenta y salir seco. El humor existió antes del debate y no iba a dejar de existir por mí; la intención con que se haga un chiste depende de la educación de las personas por eso, insisto, no me molesta ya que no es mi culpa.

Al final eres muy conocida en muchos lugares. ¿Usarás esa popularidad para abanderar alguna causa social?
De hecho, lo que más gusto me da es el alcance que ha tenido mi voz. Puedo decir no a las corridas de toros en donde me pare o promover que la gente adopte perros en vez de comprarlos, y habrá mucha gente escuchando.

¿Cómo es el México de tus sueños?
Las acciones que hacemos cada día son las que construyen al país. Quisiera vivir en un país donde la gente se motivara por el amor y no por el miedo.

 

 

Un cambio tan drástico como el de tu vida haría que cualquiera perdiera el piso. ¿Te sucedió ya?
Mantenerte con los pies en la tierra significa haberlos tenido enraizados desde el principio y depende de tu educación, no de lo que pasa. Hay gente que ha tenido dinero toda su vida y nunca pierde el piso y gente que con dos minutos al aire ya se siente de otro nivel.

¿Te incomoda ser sexy?
No, porque no soy nada de lo que dicen. Ni soy maravillosa, ni soy la peor.

¿Ni siquiera cuando te miran el pecho antes que los ojos?
Eso sí es muy incomodo, pero he aprendido que lo que hacen los otros tiene que ver con sus capacidades o incapacidades, así que no me puedo sentir ofendida porque alguien me mire el escote. Si sus capacidades no le dan para más, pobrecito.

Xavier Velasco escribió, a propósito de Violetta, en Diablo Guardián: “Una mujer con el escote bien puesto tiene todas las armas para mover al mundo”.
¡Guau, no lo había oído! Es muy fuerte, todos tenemos la capacidad de mover al mundo porque estamos conectados con esa fuerza creadora. Puedes mover al mundo con una palabra, una mirada, un escote o una acción.

 

 

¿Eres feminista?
El feminismo y el machismo son la misma energía con diferente nombre, pero ninguna me parece positiva. Si hacemos diferencia desde el sexo, ya me parece mal.

Dejaste ver que existe una puerta abierta para las modelos, que algo puede pasar.
Las mujeres somos dadoras de vida, eso es lo importante para nosotras, no el escote. No tenemos que defenderlo, porque es natural. Si me siento portadora de una voz, eso no me pasó por ser modelo. Te puede pasar siendo secretaria o taxista. Cindy Crawford repartía volantes en la calle y Clint Eastwood alguna vez fue mesero. Cualquiera puede dar un salto en su vida, siempre y cuando esté vibrando para eso.

*** Vía Playboy México

Comentarios