La estatua del cabezazo de Zidane a Materazzi

Como olvidar el cabezazo que propino el capitán en ese entonces de la selección frances, Zinadine Zidane al jugador de Italia, Marco Materazzi quien según le dijo al pelón que su madre era una prostituta o algo por el estilo, cosa que nunca sabremos. Pues al parecer, el jugador hizo bien, y es un momento de orgullo para los franceses, pues ya hasta estatua tiene aquél momento en París.

Está frente al museo de arte moderno del Centro Pompidou, en París. La cabeza de Zinadine Zidane, golpeando como un toro el pecho de Marco Materazzi, fue inmortalizado en una estatua de bronce. El cabezazo se produjo en la final de la Copa del Mundo de 2006 en Alemania. El francés fue expulsado por la agresión, que resultó ser su última jugada como futbolista profesional. Zidane dijo después que agredió a Materazzi en respuesta a los insultos del italiano.

El título es “Cabezazo” (2012) y es una estatua de bronce de más de cinco metros de alto y varias toneladas, que fue colocada el martes en la plaza de Beaubourg, frente al museo, en el marco de una exposición de Abdessemed, que se abre al público el 3 de octubre.

“Esta estatua se enfrenta a la tradición, que consiste en hacer estatuas en honor de algunas victorias. Esta es una oda a la derrota”, explica Philippe Alain Michaud, el comisario de la exposición.

¿Esta bien hacerle un honor a un momento antideportivo?

Comentarios