Ver la televisión ahora es más Geek que nunca

La mayoría de nosotros vemos películas para escapar del ajetreo diario por un corto tiempo, por entretenimiento o por simple gusto, pero hay de gustos a gustos, ya que con unos espectaculares teatros en casa, algunas personas pudieron perderse con sólo entrar en la salita de TV.

La películas nos hacen adentrarnos en la trama, muchas veces hasta nos creemos los personajes, pero imaginen una sala para ver un rato la tele en la que te sientas todavía más cerca de eso, las salas más geeks que pueden existir, las que van desde adornos de Star Wars hasta Indiana Jones.

Chequen a lo que nos referimos y empiecen a adornar sus cuartos para identificarse más:

Teatro-casa21

Doug Chiang, el diseñador jefe de Star Wars: Episodio I – La amenaza fantasma y Star Wars: Episodio II – El ataque de los clones, fue el mismo que diseño esta sala.

Teatro-casa3

Esta sala se llama Home Theater Baticueva, tiene una extensión de 15×18 metros y cuenta con un sistema de sonido envolvente 9.2 y pantalla CinemaScope de 110 pulgadas, que hacer que ver películas o juegos sea una experiencia verdaderamente agradable.

startrek1

Seguramente Sheldon estaría más que contento con este lugar. Gary Reighn fue quien creó esta salita llamada DIY Star Trek, que al parecer te hace sentir en el cielo y muy probablemente también te deje viendo estrellas, ya que tiene un costo cerca de 15 mil dólares.

Teatro-casa11

El calor, la arena, los bichos y la aventura son las cosas con las que cuenta esta sala, pero eso no lo es todo, ya que tiene una gran pantalla, un proyector de NEC HT1000 y Control4 Home Theater Controller. Todo para poder tener un buen fin de semana a lado de Indiana Jones.

Teatro-casa7

Por qué no darse un lujito cuando se es peleador de UFC, como lo es Dan Caldwell, que al ser fanático de la película Gladiador decidió tener algo lo más parecido a lo que sale en el filme.

Grandes salas, grandes momentos a lado de las familias, mucha risa y diversión se pueden dar en esos lugares, pero no sabemos que tanto sea bueno, ya que como coleccionistas o fanáticos, luego no quieren ni que les toquen sus cosas. ¿Será el caso?

Comentarios