Editors Choice

Damnificados del Huracán “Manuel” piden al Gobierno que no sólo vayan a tomarse fotografías

Para empezar hay ayuda destinada para damnificados que, debido a la excesiva nubosidad, no se ha podido trasladar a los poblados de las zonas montañosas de Guerrero, los cuales siguen incomunicados después del paso del huracán «Manuel» y a los cuales el gobierno había olvidado centrándose en la ayuda al puerto.

Hoy el Reforma cuenta que, mientras los caminos están bloqueados, por aire no hay visibilidad alguna.

Son como 10 mil despensas las que aguardan en la base aérea Número 7, centro de operaciones militares del plan DN-III.

ayuda se queda en bodegas

Según militares:

«Los cerros se los tragan las nubes. Es imposible por tierra y aire»

Y es que, además, la ayuda se ha tardado en llegar a esas comunidades una semana entera.

Según Proceso, más de tres mil indígenas Me’Pahaa (tlapanecos) de seis comunidades rechazaron ser reubicados en albergues de Tlapa y demandaron ayuda real y no paliativos.

Y es que, si algo fue noticia la semana pasada era la gran invisibilidad y desatención que tuvieron estas comunidades indígenas al momento de las ayudas ofrecidas a los damnificados.

 Pues la ayuda no llegó hasta hace poco, y ahora llega de poquito en poquito por la inaccesibilidad de las comunidades.

Es por eso que los habitantes de Malinaltepec coinciden en reprochar la tardía reacción del gobierno a sus comunidades, que contrasta con la ayuda tan pronta que le dieron a los turistas en Acapulco.

Desde hace una semana, cientos de indígenas tuvieron que abandonar las comunidades de Tepeyac, Filo de Acatepec, Unión de las Peras, Lucerna, Moyotepec y el Tejocote, porque sus viviendas, caminos y cultivos han sido afectados por los derrumbes y deslaves.

Las víctimas, en su mayoría mujeres y niños, se refugiaron en la parte alta de sus comunidades, donde instalaron campamentos en una zona boscosa, con una temperatura que van desde los 10 grados en el día y que desciende más y más al llegar la noche.

indigenas guerrero

Pero las condiciones insalubres y tan precarias han provocado brotes de diarrea y fiebre, sobre todo entre los niños.

Al lugar han ido brigadas médicas por parte de la Secretaría de Salud del estado, pero las personas siguen en estado de riesgo y no pueden moverse por la avanzada edad de algunas personas o por complicaciones físicas.

Además, los cortes y las obstrucciones en las vías a esas comunidades indígenas, consideradas las más pobres de nuestro país, las ha mantenido incomunicadas.

Hasta ahora se sabe que hay 29 personas muertas, cientos de personas tratando de sobrevivir fuera de sus poblados (los cuales fueron arrasados por ríos y deslaves) y decenas de áreas de cultivo dañadas.

El día de hoy se espera que llegue Rosario Robles, secretaria de de Desarrollo Social, a la ciudad de Tlapa de Comonfort, en el lugar hay personas con pancartas que dicen:

 «No sólo Acapulco y Chilpancingo es Guerrero; también la montaña existe»

«No sólo vengan a tomarse fotografías. ¡Ayuda!»

***Vía Reforma, Proceso
Comentarios