Cosas que debes hacer antes de casarte

Llega un momento en la vida en el que sientes la necesidad de sentar cabeza (sin albur) y casarte. Si estás por unir tu vida con la de alguien más, vale la pena que cheques esta información (es por tú bien).

Y es que aceptémoslo, de pronto comienzas a ver como varios de tus amigos y compañeros del trabajo comienzan a casarse y tú, pobre e inmadura criatura, aún no te sientes listo para dar ese paso, pues consideras que aún te faltan muchas cosas por vivir antes de entrarle al matadero.

Dicen los que ya le entraron a este negocio, que cuando uno contrae matrimonio la vida cambia para siempre: ya no hay tantas parrandas, el dinero no rinde como antes, dejas de viajar y tienes menos tiempo para dedicarte a tus hobbies y pasiones. Si no pregúntenle a Gabriel Quadri:

Quadri_lavando_trastes_ts

Por eso, ahora que aún estás soltero y eres dueño de tu vida, te dejamos una pequeña lista de cosas que debes hacer antes de dar tu brazo a torcer.

Viaja
Ahora que no tienes hijos ni compromiso alguno, es el mejor momento de tu vida para ir a dónde quieras. Puedes ir acompañado de amigos, primos, hermanos, con tu pareja o solo.

Abre una cuenta de ahorros
Con eso de que al gobierno le está dando por quitar cada vez más prestaciones, es importante que desde ahora comiences a preocuparte por tu futuro, y vayas haciéndote un colchoncito para usarlo en caso de cualquier imprevisto, o bien, para el momento de tu retiro. Lo recomendable es guardar el 10% de tus ingresos.

Pero también gasta dinero
Si ya estás ahorrando y además te la pasas trabajando como burro duro, lo justo es que de vez en cuando te consientas un poco.

Vive solo(a)
Sentir que tienes un espacio en el que únicamente tú mandas no sólo es una grata experiencia, sino que además es necesario para que te vuelvas más responsable y aprendas el valor de las cosas.

no_lloren_por_mi

“No lloren por mí, yo ya estoy muerto”

Aprende a cocinar
No es lo mismo tener que cocinarle a tu esposo o esposa, que darte tus gustos culinarios y prepararte lo que más te gusta en el momento en el que te de la regalada gana. No tienes que ser un chef profesional, sólo aprender recetas básicas con las cuales no dependas de nadie más para poder alimentarte.

Preocúpate por estudiar
Ahora que no tienes que cuidar niños o ceder a los caprichos de tu pareja, termina de estudiar, o toma todos los cursos, maestrias y doctorados que desees. Lo importante es que cumplas tus sueños profesionales ahora que puedes centrarte sólo en ellos.

Sal de fiesta
Si eres fiestero, te gusta vivir de noche y lo tuyo es la vida loca, pues disfrútalo, porque después de casarte tú y tus amigos irán teniendo cada vez menos tiempo (y ganas) de pegarse sus épicas y tradicionales borracheras.

Diviértete
Viene “junto con pegado” al punto anterior. Ve a conciertos, al cine, sal a tomarte un café o visita a tus cuates que vivan más lejos, asiste a parques de diversiones… en fin, pásatela lo mejor que puedas.

Convive con tu familia
Sí, hasta eso extrañarás cuando te cases, por eso, disfruta esas reuniones familiares que ahora te parecen tan insoportables y sobre todo pasa más tiempo con tus hermanos y papás.

¿Cuántas de estas cosas ya hicieron?

Sí ya cumpliste con todas, felicidades, ya puedes casarte, y si no apúrate, porque el reloj biológico tiempo no perdona.

*** Vía El Universal
Comentarios