En Bélgica usan los drones para evitar que los alumnos copien en los exámenes

Una de las funciones de la tecnología es facilitarle la vida a las personas, aunque en algunos casos, más bien es para fastidiarlos.

Hasta hace unos años, copiar en los exámenes escolares era una tarea hasta cierto punto artesanal: uno sacaba el acordeón o intentaba ver las respuestas del prójimo, mientras nos cuidábamos de la mirada justiciera del profesor. Todo esto era hasta cierto punto justo, una duelo Alumno vs. Maestro en el que la presa buscaba burlar al cazador. Ahora, esta noble batalla podría quedarse en el pasado a causa de la tecnología.

Y es que la escuela Tomás Moro, ubicada en la ciudad de Malinas, Bélgica, implementó el uso de drones para evitar que los alumnos copien durante los exámenes. La idea fue tomada del Ejército Estadounidense, quienes vigilan de manera similar a los militares.

Ya lo habíamos comentado hace poco: los drones están de moda, y estos vehículos aéreos no tripulados que empezaron cumpliendo labores de espionaje, poco a poco han ido ampliando sus funciones. Así pues, esta escuela belga utiliza un avión DJI Phantom equipado con una videocámara GoPro, que sobrevuela el salón de clases mientras los alumnos realizan su examen.

Este aparatejo infernal ofrece imágenes en tiempo real, de forma que cualquier intento por copiar sea fácilmente detectado. Así funciona:

En honor a la verdad, debemos decir que por momentos el drone parece distraer a los alumnos, lo que podría resultar contraproducente ¿a poco no? A ver si Emilio Chuayffet no ve esta nota e intenta implementar algo similar en las escuelas de nuestro país.

Comentarios