Tiene problemas de aprendizaje: lo amarran y enjaulan ¿sigue siendo bullying?

Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo…

En Villahermosa, Tabasco un estudiante de secundaria, con problemas de aprendizaje es brutalmente torturado por sus compañeros. Incluso el joven de 16 años señala tener “mucho miedo” de ir a la escuela, debido a que sus amigos lo van a “matar”.

Con prácticas que van más allá de poner un apodo o darle “pamba” –algo que hace algunos años era calificado como bullying- Kevin de Jesús es atacado por un grupo de alumnos liderados por Filiberto Hernández, hijo de un policía municipal, quien le reclama haberle puesto de apodo “mampito” (gay), cosa que según declara no es verdad.

“Tengo mucho miedo de regresar a la escuela después de todo lo que se ha difundido. Tengo miedo de lo que me puedan hacer mis compañeros. Yo no tengo la culpa de nada, ellos me han venido maltratando desde que inició este ciclo de clases, hace unos días me tenían amenazado con matarme si decía algo a mis padres”, comentó en entrevista con el periodista local, Pedro Sala García.

Entre los muchos ataques que ha resistido está el ocurrido hace unos días, cuando le amarraron pies y manos con cinta canela y después lo encerraron en una jaula sobre la que colocaron algunos tabicones.

bullying1

En aquella ocasión, -antes de ser enjaulado-  intervino un maestro, pero al retirarse sus compañeros continuaron agrediéndolo dentro del salón, para después encerrarlo: “Me defendí y me tiraron al suelo golpeándome muy fuerte y otros compañeros le gritaban que me diera más fuerte, mientras que José de Jesús Correa se encargaba de filmar todo lo que estaba pasando. No se vale lo que me hacen solo porque tengo problemas de discapacidad”.

Al respecto de estas agresiones, padres de familia de la escuela Carlos Pellicer Cámara, ubicada en el municipio de Emiliano Zapata, acusaron que el director Rafael Walt Silveira no ha tomado las medidas necesarias para evitar estos claros hechos de violencia escolar. Dada esta situación, la Procuraduría dela Defensa del Menor y la Familia señaló que se hará responsable del caso, por lo que el menor recibirá atención psicológica y los alumnos agresores serán castigados.

*Vía El Universal, Proceso
Comentarios