Sin consentimiento, director de secundaria rapó a 200 alumnos… y les cobró

Y el “bulleador” del año es…

A todos los alumnos de una escuela secundaria ubicada en Tonalá, Jalisco les aplicaron el casquete corto sin su autorización… todo suena a que fue producto de una novatada, pero no, en realidad se trató de un mandato del director de la secundaria técnica 122, Teodoro Guzmán Pérez… y todavía les cobró por la rapada.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves, cuando -a modo de campo de concentración- la prefecta, Rosario Dolores Martínez, avisó que todos los varones de la institución salieran de sus aulas para sentir el rigor de la máquina propiedad de la sobrina de Guzmán Pérez… y tuvieran su pago en mano: 10 pesitos. Aunque no les dejó la clásica “tuzada”, varios padres de familia no quedaron a gusto con el look obligatorio que ahora tienen sus hijos, por lo que presentaron una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ).

En su defensa, el director argumentó que la rapada colectiva se realizó como mera medida de “disciplina e higiene”… además recordó que en una junta previa que tuvo con los padres de familia, todos estuvieron de acuerdo en que ningún alumno sería enviado a clases con el pelo largo… pero como nadie hizo caso, por eso contrató a su sobrina para que les hiciera los honores. “Ellos decidieron, entre todos y aquí rapamos a 80. El resto ya venía así porque era el acuerdo para evitar problemas de pandilleros. (El corte) es con la maquinita, la del dos. Yo los saqué de los salones y de dos en dos”, explicó Guzmán, quien lo único que quería es que se cortaran las patillas.

Aunque la CEDHJ pidió al director que se detuviera la trasquilada colectiva, ya que el hecho “podría considerarse como burla o denostación a los jóvenes, cuando deben respetarse sus derechos como niños”, el director continúo haciendo de la secundaria una sucursal de estética unisex, razón por la que se le realizará una investigación… y mientras tanto no estará más en su cargo. Además recibirá capacitación en materia de respeto a los derechos humanos, cortesía de la CEDHJ.

Los padres de familia se conformaban con que supuesta medida de “disciplina e higiene” fuera aplicada también a los profesores y el director… pero Guzmán presumió que a él nadie lo puede obligar, porque ya es niño grande.

*Vía Proceso
Comentarios