Cura irlandés abusa de niña… impone diez Avemarías de penitencia a la victima

Según el diario The Irish Independent, una mujer presentó un juicio en Dublín contra el cura irlandés que abusó de ella cuando tenía 13 años de edad… Tras besarla y tocar su cuerpo en el confesionario, el padre Maeliosa O’Hauallachain le impuso como penitencia rezar diez avemarías: Como una tonta, salí del confesionario y recé las avemarías.

Ahora ella tiene 42 años y ha relatado ante el juzgado que la primera vez que el acusado abusó de ella fue en el confesionario. Ella se hincó y dijo la frase ritual “Bendígame padre, porque he pecado”. El cura se asomó y le dijo “Ah, eres tú”. La metió dentro y la sentó en sus rodillas, la abrazó y la besó en los labios. Tras cerrar la puerta del confesionario, la besó de nuevo y comenzó a acariciarle los pechos: “Puso mi mano dentro de su bolsillo y me obligó a tocar su pene”.

Tras la agresión, el acusado le ordenó que rezara diez avemarías como penitencia y que no le dijera nada a nadie. “Como si fuera una tonta, salí del confesionario y recé las avemarías. Me sentía muy mal, estaba avergonzada por lo que había pasado ahí, en la casa del Señor… Tenía miedo de él. Creía que, si rompía mi silencio, Dios me castigaría”.

Los abusos continuaron. O’Hauallachain la metía en sus habitaciones, la besaba y la obligaba a masturbarlo, hasta que ella cumplió los 15 años.

El juicio continuará en los próximos días, mientras la sociedad irlandesa pide que dimitan todos los obispos implicados en la ocultación de los abusos sexuales cometidos contra menores por sacerdotes irlandeses de la arquidiócesis de Dublín.

Comentarios