Sí ordené “romperle la madre” a locutor, acepta secretario de Gobierno en Querétaro

Y pese a todo dice que es absolutamente respetuoso de los medios de comunicación…

El pasado 28 de octubre en las redes se difundieron grabaciones en las que el secretario de Gobernación de Querétaro, Jorge López Portillo Tostado –efectivamente– se pasó de tueste y ordenó “romperle la madre” a un locutor de la estación local del 92.7 FM, esto porque el comunicador se atrevió a hablar de la inseguridad en la entidad.

Portillo Tostado estaba muy quitado de la pena escuchando la radio, cuando al sintonizar el programa del conductor radiofónico Juan Manuel Auzua, El Guardián de la Noche, escuchó que se insinuaba que el gobernador de Querétaro tenía que ver con la inseguridad en la entidad. Indignado, el secretario se comunicó con Abel Magaña Álvarez, coordinador de comunicación social, y le solicitó aplicar la censura a puñetazos.

Por su parte, Magaña entró en contacto con Jaqueline Caballero Ávila, propietaria de la estación Integra y ex presidenta de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), para decirle que ésa no es la línea que le gusta a las autoridades. “No sé qué tenga que estar hablando de eso, pero deja lo checo”, dice Caballero.

Ya en la tercera llamada Magaña entrega cuentas a Portillo: es “Manuel Auzua, es un putarraco” informa el funcionario estatal. En fin, lo único que quería el secretario de gobernación era cuidar las apariencias en su estado: el reclamo de Portillo es “qué imagen genera ese pendejo” al mencionar en su programa que a Querétaro “está llegando gente mala y Querétaro ya ni es seguro y puta dices… Pérame”.

Resultado de las anteriores llamadas Portillo Tostado resultó más que quemado y por ello ofreció disculpas por ordenar romperle la madre al locutor…

“En este sentido, lamento haber hecho esta expresión incorrecta, en este sentido, el gobierno del estado, en particular el secretario de Gobierno, yo me declaro absolutamente respetuoso de los medios de comunicación“.

Y como buen político, una vez acusado… pues él también acusó algo que desde su perspectiva es mucho más grave que ordenar golpear a comunicadores y eso es el delito de espionaje, por lo que ya hizo su respectiva denuncia ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y la Procuraduría General de la República (PGR).

Eso sí, ante todo la ley. Cómo de que no.

*Vía Proceso, Animal Político