Las vaciladoras aventuras del Principe de Gales en México, segunda parte

El pasado lunes, por no dejar, hicimos un pequeño recuento sobre las peripecias que vivió Carlos, el Principe de Gales (Charly, pa’ los cuates) durante su visita a nuestro país. Pensamos que nadie iba a pelar la nota, pero para nuestra sorpresa, las aventuras pintorescas de este viejito británico y de la Duquesa de Cornwall gustaron mucho.

Don Charly ha seguido paseándose por tierras mexicanas, otorgándonos la oportunidad de seguir pitorreandonos de ellos viendo el maravilloso intercambio de la cultura británica y la mexicana. La última vez que supimos del Príncipe, fue cuando se encontró con Peña Nieto, quien organizó un agasajo elegante y popof en su honor, ni más ni menos que en Palacio Nacional.

Ahí nuestro Presidente le presumió los salones de Palacio Nacional. Charly estaba emocionado porque pensó que en alguno habría juguetes.

presumiendo_1

Pero luego se desilusionó cuando vio que en ese Palacio no había ni muñequitos, ni nintendos, ni un futbolito ‘de perdis’. En cambio se pusieron a tratar temas “de gente grande”.

¡Bu!

reunion_elegantepn

Eso sí, Charly reconoció a Angélica Rivera (es que es fan de las comedias), pero le dio pena preguntar si era la misma.

una_aventura_es_mas

Al evento fueron grandes personalidades, como Claudia Ruiz Massieu Salinas, titular de la Secretaria de Turismo. Al encontrarse, ambos pensaron “está bien bonita y realista esta figura de cera”.

figura_cera_princ_

Luego se entrevistó con el hombre más poderoso de México. No, no hablamos de Enrique, sino de su tocayo Don Carlos, quien para impresionar al Príncipe cruzó la pierna al estilo Sharon Stone, en Bajos Instintos. Y sí, el Príncipe sucumbió ante sus encantos.

reunionconslim_1

Por cierto, a Carlos Slim le dio comezón en los blanquillos y no se esperó a que tomaran la foto para rascarse.

reunionconslim2_

Y ahí no terminaron sus aventuras en la Ciudad de México. En el Museo de San Ildefonso lo llevaron a ver los murales de Diego Rivera.

museo_sn_

Mismos que Charly ni apreció, pues sólo tenía una duda en la mente: ¿por qué la señora del traje gris tenía la frente tan amplia? Preguntó pero nadie le supo responder.

museo_sn2

Luego se dirigió al bello estado de Campeche, donde visitó la Reserva de los Petenes. Debido a que un día antes casi se les cae de una trajinera en Xochimilco, ahora que conoció los manglares campechanos lo subieron a una lancha no tan pinche. Ahora hasta parecía personaje de la Isla de Gilligan.

manglar_real_principe_

No sabemos si iba tan alegre porque disfrutaba el viaje, o porque no lo acompañaba la Duquesa (ya ven que en Real del Monte anduvo con cara de fuchi).

galan_rostro_tirando

Luego las cosas cambiaron. La verdad nos da coraje que no se trate con dignidad al turismo, y que nadie le haya dicho que en el sureste mexicano hace un montón de calor. Mínimo le hubieran comprado una guayabera.

no_sabia_nique_onda_

Tan sofocado estaba por el calor, que su cara se puso colorada y en lugar de prestar atención a la explicación, hizo el paso del robot.

pasorobotreal

Como se quedó picado con aquello del baile, al llegar a la ciudad de Campeche no lo pensó dos veces y armó la fiesta.

bailongo_del_principegales_

¿Por qué lo hizo? Pues seguramente porque YOLO, y también…

por_la_calor_

Aprovechando que la Duquesa no andaba por ahí, se puso coqueto (de hecho, dos miembros de su comitiva se dieron cuenta y sonriendo veían como la belleza mexicana conquistaba al Príncipe).

baile_ligador_

Tan contento estaba, que Charly pidió que le pusieran la canción jacarandosa que dice “Qué bellos son tus senos de hombre”:

Lo malo es que nadie le hizo caso pues ya había caído medio gordo. Dicen que los muertos y las visitas a los tres días comienzan a apestar, y éste es el ejemplo.

En fin, al igual que el Chente que deja de cantar mientras la gente aplauda, el Príncipe no quería decepcionar a su público y aunque ya no podía ni con su alma (el señor de traje obscuro ya estaba preocupado) seguía dándole al bailongo.

ni_con_su_alma_5

Dicen que después de tanto zapateado tuvieron que sentarlo, y es que el Príncipe y su ciática ya no están para esos trotes:

se_sento_no

Al parecer hasta llamaron a un huesero.

Tanto ambiente puso que hasta salió en los periódicos internacionales. ¡Nació un ídolo!

periodicosinter_pc

La verdad el Príncipe nos cae bien por pintoresco.

En este video podemos verlo en su visita al Centro de Campeche. En el minuto 7:10 una mujer le dice “Guelcom Metsico Siti-Campeche ju arr yu” -suponemos que es un código secreto reptiliano o algo así-. En el 7:50 una señora se puso jacarandosa y le dijo “suegro”. Ya ven, la calidez del pueblo mexicano:

También lo llevaron a la zona arqueologica de Edzná, donde sus acompañantes guardaban distancia, pues decían, algo olía rancio.

olor_dd_gales_

Al principio nomás dos valientes lo acompañaban…

nomasdos_con_el

Pero luego les llegó el tufo y también se alejaron. Pobre Charly, se quedó solo…

no_entendia_

solo_por_el_tufo_

Después se supo que el olor a humedad y cheetos provenía del traje del Príncipe, quien lleva varios días usando la misma ropa (salvo el día en el que fue a Palacio Nacional). Como prueba, esta foto tomada hace unos días en Cartagena, Colombia (donde también hizo su famoso paso de robot):

misma_ropa_rey

Parece que el Príncipe le hace honor a eso de que ‘hay que viajar con el menor equipaje posible’. Cuando se dio cuenta que descubrieron su secreto, Charly nomás dijo:

“Equis, soy chavo-ruco-Príncipe y hago lo que quiero”.

soychavo_y principe_

Por andar de loquillo ya se andaba cayendo, pero como es muy hombre no quería ayudar de nadie para recorrer las ruinas arqueológicas (que ni le gustaron).

bajando_dfw

Al pobre príncipe lo siguieron trayendo por todos lados. En algún momento terminó en el Centro de Justicia para Mujeres de Campeche, donde recibió un retrato de Kate Middleton, la duquesa de Cambridge. En agradecimiento, hizo su famosa cara de “Dooby, el elfo libre”.

noaguanta_ya

El Charly-Tour en nuestro país continúa, y su siguiente parada será Monterrey. Como Charly ya está chipil sin la tetita de su mamá la Reina, será recibido con un camión de dos pisos al estilo londinense “pa’ que no extrañe”.

Dicen que el camión por dentro traerá sintonizadas las mejores bromas del Panda-Chou, para que no se pierda el toque nacional:

auto_realcamion

Hace unos momentos acaban de llegar a Monterrey (el Rey ahora se puso su traje azul, porque el otro ya lo traía todo manchado).

ya_enmty_

Dicen que no había tanta emoción en la Sultana del Norte desde que Bronco se presentó por allá en su gira de despedida. Si vuelve a pasar algo vacilador, se los reportaremos.

No es casualidad que al Príncipe Charly se le de bien eso de viajar por nuestro exótico país, pues descubrimos que en sus tiempos libres se daba sus escapadas a México y hasta tuvo un programa de televisión, sólo que en dicha emisión se hacía pasar por gringo:

Charly de Gales, no te mueras nunca.

Por @gabrielrevelo

Estamos hablando de:

principe