El desolador llanto de un bebé chimpancé, como muestra de la crueldad humana

Una vez más nos enfrentamos con una de esas notas que quisiéramos no subir a nuestra página, pero que es necesario hacerlo para damos cuenta de las carencias que tenemos como humanidad.

Se los adelantamos, ni esta historia ni las fotos que la acompañan son fáciles de digerir. De hecho, nosotros terminamos con un vacío en el corazón.

Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana en Camerún, donde miembros de la Organización del Último Gran Simio (LAGA, por sus siglas en inglés), realizaron una redada para detener a dos hombres acusados de traficar con animales.

Durante la detención se encontraron 7 cabezas y 30 patas de chimpancé. Ambos traficantes pretendían cruzar la frontera con los restos de estos monos. Las imágenes del hallazgo son dantescas:

bbchimpance_crueldad5

bbchimpance_crueldad4

Uno de los rescatistas señaló que:

“Tales encuentros horribles son comunes durante las redadas a traficantes de simios.”

bbchimpance_crueldad6

Como si estas escenas no fueran lo suficientemente sobrecogedoras, los miembros de LAGA hicieron otro descubrimiento desolador: Junto a los restos mutilados de su familia, había un bebé chimpancé acurrucado en el suelo.

bbchimpance_crueldad1

Uno de los rescatistas relató que el bebé lloraba sin parar cuando se le acercaba algún humano.

¿Qué otra prueba más contundente hay del horror y la crueldad que trae consigo el tráfico ilegal de especies, que ver los ojos llenos de incertidumbre y pánico de este pequeño chimpancé?

bbchimpance_crueldad7

Debido a que las crías se aferran a sus madres, volviéndolas más lentas, las hembras con bebés son las más vulnerables. Un vocero de LAGA explicó que en África el comercio ilegal de simios está muy organizado, y cada día aumenta por los altos niveles de corrupción que hay en ese continente:

“Fuentes cercanas al caso aseguraron que los dos traficantes habían estado suministrando decenas de cabezas de chimpancés para transportarlas a Nigeria. Todo lo que necesitan es que el cliente haga los pedidos antes de que se realice la caza furtiva y así proporcionarle las piezas que pide”.

Junto con los restos de los chimpancés, los sujetos también planeaban salir de Camerún con la cría.

La Organización LAGA, busca proteger a los animales en peligro de extinción en las selvas ecuatoriales de Camerún y con la cooperación de varios gobiernos, han encarcelado a cerca de 1000 traficantes de animales en ocho países.

bbchimpance_crueldad3

Sin duda, la labor de este tipo de personas siempre será loable, ojalá y cada vez sean más quienes unan sus fuerzas contra la crueldad humana contra los animales.

*** Vía Infobae
Comentarios