Bloquean el aeropuerto de Acapulco, nuevo gobernador se mantiene al margen

Estudiantes normalistas, familiares de los desaparecidos y maestros de la Ceteg bloquearon los accesos al aeropuerto de Acapulco por 3 horas.

Los manifestantes dijeron que esta acción era una clausura simbólica para exigir la aparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa.

La protesta se realizó luego de que una comisión ingresó a la terminal aérea.

El representante de los padres de los normalistas, Felipe de la Cruz, afirmó:

«Vamos a estar aquí y clausuraremos de manera simbólica el aeropuerto sin causar destrozos»

Los manifestantes impidieron el ingreso de turistas nacionales, aunque, según Reforma, sí permitieron que unos viajeros de Texas ingresaran.

Entre los vuelos que estaban programados están el de Aeroméxico a la Ciudad de México a las 14:35, el de United Airlines a Houston a las 14:55 (ambos con estatus cerrado), el vuelo 4o2704 a la Ciudad de México de Aeroméxico a las 16:35, el 306 de Aeroméxico a la Ciudad de México a las 16:38, un vuelo privado a Guadalajara a las 16:55 y el 4O4704 de las 18:15 a Toluca.

 

 

El nuevo gobernador no intervendrá en protestas

El gobernador de Guerrero, Salvador Rogelio Ortega Martínez, pidió a la Policía Estatal Preventiva no intervenir para contener a los movimientos sociales en la entidad y así evitar acusaciones de represión.

Además, dijo que algunos manifestantes querían ser reprimidos para hacer la notica más grande:

«Porque hay provocadores que quieren ser reprimidos para que la noticia vuele a nivel internacional y se victimicen de víctimas [sic] de Ayotzinapa ahora se han convertido en victimarios»

¿Qué dijo?

Bueno, parece que quiere decir que las verdaderas víctimas aquí son las autoridades que son obligadas a reprimir (parece argumento de violador).

El problema es que declaró todo esto mientras que los agentes antimotines estatales se enfrentaban con manifestantes ahí mismo en Guerrero.

Además agregó:

«Si toman el aeropuerto lo incendian o generan vandalismo, yo no sé a eso a quién le ayuda, yo no sé si eso resuelve que regresen con vida los 43 jóvenes normalistas, quiero pensar que ahí son otros los fines y no le ayuda al Estado de Guerrero que se genere este tipo de violencia»

También insistió en llamar al diálogo a los manifestantes y a no responsabilizar de la violencia a grupos sociales como la ONG Tlachinollan ni a los maestros de la Ceteg.

Sin embargo, pidió que se deslinden de los grupos vandálicos.

Para el gobernador, las temporadas vacacionales en Guerrero están en riesgo (que es lo que verdaderamente importa, ¿no?).

Recordó que es responsabilidad de la Federación cuidar de las vías federales y del aeropuerto.

¿Cómo lo ven?

2134004

@plumasatomicas

***Vía Reforma