Los discos de Neil Young que ya deberías tener

Hace un par de días cumplió 69 años el genial Neil Young, quien a finales de los 60 comenzó su carrera como parte del grupo Buffalo Springfield y algunas intervenciones con el supergrupo folk, Crosby, Stills Nash & Young. Sin embargo, su material como solista es de una riqueza y profundidad, sólo equiparable a la de Bob Dylan.

Escoger entre 39 álbumes de estudio de uno de los músicos más prolíficos de la historia del Rock, puede resultar una tarea peligrosa. Neil Young es un rebelde, siempre ha hecho lo que le ha dado la gana, aún si esto representa no vender discos, perder fans o ser demandado por su propia compañía disquera por crear música “poco representativa del artista”. Neil Young no es un entertainer, es un artista, alguien que tiene necesidades viscerales de expresión. En algún punto del camino, lo que produce y lo que busca el público se encuentran y ello le ha dado grandes éxitos, pero no es lo que el señor persigue como creador. Es por ello que también hace discos completamente autocomplacientes, con puntos anímicos verdaderamente bajos al grado de alienar o molestar a quien pudiera escucharlo por primera vez.

Es por ello que queremos dejarles esta guía para adentrarse en la obra de Neil Young y que celebren con nosotros su onomástico, haciendo sonar algunos de los que consideramos su mejores álbumes y quizás, con algo  de suerte, volverlos fans o lograr que puedan apreciar mejor su obra.

Everybody Knows This Is Nowhere

neil young

Aparecido en el revolucionario 1969, el segundo álbum de Neil Young fue un giro diametral de su debut. Mientras que el primero contaba con una producción excelsa y muy cuidada, este segundo (aparecido sólo 4 meses después) nos trae un sonido sucio, descuidado y canciones que rebasan los 10 minutos. Quizás Neil Young quiso dar a entender a sus escuchas que se encontraban con alguien que no estaba dispuesto a complacerlos.

After the Gold Rush

neil young

A pesar de haberse unido a Crosby, Stills & Nash, Neil Young siguió trabajando como solista. No obstante, aprendió mucho de su unión con estos músicos, reaprendiendo del Folk y el Country que tenía un tanto olvidados. Una gran colección de temas dulces, con letras que llegan profundo, justo al estilo de lo que hacía con CS&N, y el álbum en que está contenido el polémico tema “Southern Man”, crítica a las costumbres machistas, conservadoras y supremacistas de los sureños norteamericanos, que le valdría una respuesta contundente por parte de los Lynyrd Skynyrd en su rola “Sweet Home Alabama”.

Harvest

neil young

Para muchos este es El Gran Disco de Neil Young. Luego de After the Gold Rush, la gente se quedó esperando más de este gran cantautor y lo tuvo de forma genial con el tema que disparó ventas multimillonarias: “Heart Of Gold” (con los soberbios coros de Linda Rondstadt y James Taylor). Pareciera que Young alcanzó su punto más alto con este álbum, para muchos aún le faltaba madurar. El mejor juez siempre es el escucha, pero no hay que echar en saco roto el filtro de los “especialistas”. Por cierto, de nuevo se se vería involucrado en controversia contra los sureños gabachos con un nuevo y acusatorio tema: “Alabama” del cual mucho tiempo después se arrepentiría.

On the Beach

neil young

En este álbum, Neil Young es lo más visceral que puede, está dispuesto a deshacerse de ciertas molestias personales que le aquejan pero lo hace de una manera ruidosa, burlesca, profiriendo amenazas, despreciando a los críticos que lo desprecian, criticando el modo de vida de aquellos que se consideraban sus colegas y vivían apáticos a todo, e incluso vuelve a arremeter contra Lynyrd Skynyrd en “Walk On” en lo que parecía ya un duelo con canciones como espadas. Un disco enojado y cruel.

Tonight’s the Night

neil young

Este es otro de los álbumes que se señala como el mejor que haya hecho Neil Young. Lo curioso es que se trata de un trabajo depresivo, oscuro, una expresión de congoja y tormento, un intento de transformar el dolor por la muerte de su roadie Bruce Nelly y su compañero guitarrista Danny Whitten en otra cosa que no se sintiera tan desgarradora adentro del alma. Alcoholizado y dolido se escucha a Young hacer un trabajo descuidado, valemadrista. Saltan al oído errores en su ejecución, la voz del cantante es un aullido lastimero, desgarrado, se escucha forzado. Y aun con esta descripción, el disco es una maravilla, quizás como aquel primero de John Lennon solista que también es un ejercicio de liberación, sólo que Neil Young no se anda con jueguitos y nos arrastra a todos al infierno con él.

Harvest Moon

Harvest_-_neil_young

Una vez expulsados sus demonios, Neil Young regresa a hacer álbumes con gran cuidado y buena producción, deja a un lado a los Crazy Horse y llama de nuevo a los Stray Gators para elaborar esta secuela de su exitoso Harvest. Aunque se queda corto en emular al primero, Harvest Moon es una compilación de canciones mayormente románticas y muy elegantes. Además Neil Young se convierte en Neil Old pues ya tiene 50 años para entonces y aprovecha para hacer una reflexión sobre su medio siglo de existencia durante varios temas del álbum.

Ragged Glory

neil young

Neil Young regresa con una gloria desgarbada. Sube el volumen, aumenta la distorsión, y se reúne con los Crazy Horse para hacer prolongados solos llenos de fuzz. Es un álbum netamente guitarrero, aunque hay buenos momentos dedicados a hacer rolas concretas memorables. Esta combinación de distorsión densa y melodías Pop se vería reflejada en un género que explotaría unos años después, es por ello que con este disco se nombró a Neil Young como el “padrino del Grunge”.

Dead Man

neil young

Un álbum que fue toda una sorpresa. Un disco experimental en el que Neil Young, sólo con su guitarra eléctrica y algo de distorsión, creó una estupenda banda sonora para la película de Jim Jarmusch, protagonizada por Johnny Depp. Creado a manera de improvisación conforme a lo que Young iba viendo en la pantalla del estudio de edición, es una especie de música “ambiental” para amantes del ruido y las guitarras estruendosas. Prueba de que este hombre no es sólo un letrista excelente, sino también un magnífico guitarrista.

Le Noise

neil young

Aunque muchos lo consideran un “trabajo menor”, este es un verdadero discazo. Es cierto que no tiene canciones que cambiarán el curso de tu vida ni de la historia, pero es un gran disco en el sentido que Young vuelve a demostrar que se pueden hacer cosas de forma diferente. En este caso se fue a grabar dentro de una mansión vacía en Los Ángeles, sólo con su guitarra eléctrica y un pequeño amplificador. El productor Daniel Lanois, aprovechó la acústica natural del recinto para darle una dimensión enorme a los temas que interpreta Neil. Experimental y clavado, así es este disco que es todo un ejercicio de concentración con resultados insospechados

Para cerrar les dejamos una frase de don Neil Young que quizás les haga comprender más su quehacer musical, que parece un tanto esquizofrénico:

“No necesitaba el dinero. No necesitaba la fama. Tienes que seguir cambiando constantemente. Playeras, esposas, lo que sea. Prefiero seguir cambiando y perder a mucha gente en el camino. Si ese es el precio, lo pagaré. Me importa una mierda si mi público son 100 o un millón. No hay ninguna diferencia para mí”.

FB: IvanNieblas