Graduados que no quieren trabajar

Durante el seminario de Utilidad y buenas prácticas en los estudios de seguimiento sobre estudiantes, egresados y empleadores, el subsecretario de Educación Superior de la SEP, Rodolfo Tuirán, reveló que por lo menos un millón de profesionistas mexicanos no trabajan, “aunque tengan la oportunidad de hacerlo”.

En el evento, Tuirán dijo que de este sector de la población profesional, un 20% son jóvenes de entre 25 y 34 años. A este porcentaje lo constituyen, en más del 70%, sujetos pertenecientes a estratos sociales altos, en su mayoría mujeres, y egresados de las carreras de diseño gráfico, enfermería, bioquímica, nutrición, ciencias de la salud, filosofía y humanidades, artes plásticas, diseño textil o de interiores, antropología, arqueología y etnología.

En números, Tuirán agregó que este sector arrojaría una pérdida de $37,600 millones de pesos, si éstos hubieses recibido educación en alguna institución pública.

Justificación al desempleo, o en verdad mucho ocioso que no quiere emplearse…

Notas relacionadas

Comentarios