Material inédito de Taboada y terror mexicano #Morbido2014

La séptima edición del Festival Mórbido tuvo lugar del 13 al 16 de noviembre en Puebla. Durante tres días proyectó más de cincuenta películas y cortometrajes, hubo varias sorpresas como el hallazgo de la cinta perdida Jirón de niebla de Carlos Enrique Taboada, un adelanto de la segunda parte de KM31 y el estreno mundial de REC 4 y de México Bárbaro.

SONY DSC

El festival se caracterizó por la versatilidad de sus películas dentro de la temática “La ciencia ficción y los terribles resultados de la tecnología” en sedes como: el Teatro de la Ciudad, Cinemateca Luis Buñuel, Plaza de la Democracia y Cinemex Centro.

El viernes por la noche hubo una función gratuita de Lucha libre en el Zócalo de Puebla, a un costado de la Catedral.

Posteriormente, pasamos de piruetas y llaves, a lobos policías con Wolfcop (Lowell Dean, 2014) película canadiense sobre Lou, un policía al que le gusta la bebida y que vive en un tranquilo pueblo en el que disfrutan de cazar licántropos y beber cerveza. En una de sus noches de borrachera, Lou será parte de un ritual que lo transformará en hombre-lobo-policía, atrapando criminales de formas bestiales y asumiendo el papel de justiciero de la oscuridad. Un filme que incluye gore, zoofilia y en términos generales, lo que se espera una película de horror-comedia de serie B.

Como parte de las actividades especiales, en el marco del Festival Internacional de Cine de Terror Mórbido 2014, presentaron siete minutos de los avances de la secuela de Km 31; que se desarrolla siete años después de lo ocurrido en la primera parte. La historia esta vez es distinta, una candidata que busca a su hijo desaparecido, se encontrará en medio de situaciones paranormales. Este adelanto incluye muchos más efectos especiales según afirmaron los realizadores.

SONY DSC

Jirón es un documental de Christian Cueva sobre el paradero de Jirón de niebla una película enigmática de Taboada, que hasta hace unos días algunos afirmaban que era un guión inédito, otros que sí la habían filmado pero que nunca se estrenó. La película de Taboada,  cuenta la historia de Daniel, quien asesina a su tía en un arranque de cólera. Durante la filmación de este documental, se descubrió que sí habían filmado esta película pero que el gobierno la había desaparecido por problemas con Vicente Silva,quien ese entonces era el productor y mejor aún que existen algunos de los rollos de la película en las bóvedas de la Filmoteca de la UNAM.

jiron

También asistió Isaac Ezban con su película, El incidente, un filme de ciencia ficción psicológico, que muestra a los protagonistas de dos historias paralelas atrapados en loops infinitos. Este último recibió el Premio de la Prensa a Mejor Película Latinoamericana en el festival.

premio_morbido

Más allá de zombies y vampiros, los asiáticos siguen dejando huella en los festivales de cine fantástico, prueba de esto es Jellyfish eyes (Takashi Murakami, 2013), película en la que criaturas fantásticas imaginarias e incluso agradables resultan amenazantes cuando se descubre que propósito tiene su existencia: robar la energía negativa de los niños, una película que nos muestra de manera poco convencional  y psicodélica los peligros del avance atroz de la tecnología.

El domingo anocheció muy temprano, como si alguien hubiera apretado el apagador,  escenario perfecto para disfrutar de Musarañas (2014) producida por Álex de la Iglesia. El filme es la historia de Montse, una mujer desequilibrada que padece agorafobia, que vive con su hermana menor, Nadia; quien recientemente cumplió la mayoría de edad. Un día aparece afuera de su puerta, Carlos, su vecino quien está mal herido y pide la ayuda de Montse; sin saber que le espera una tortuosa estancia en casa de su vecina.

Y por supuesto, México Bárbaro (2014) una antología de ocho cortometrajes de terror que pretenden romper el mito de que en México no se hace cine de género. Los directores al frente de este proyecto son Isaac Ezban, Laurette Flores, Ulises Guzmán, Jorge Michel Grau, Edgar Nito, Lex Ortega, Gigi Saúl Guerrero y Aarón Sotos. Este proyecto muestra historias inspiradas en leyendas mexicanas desde el coco, a los alushes y algunos ritos prehispánicos que evocan a esos relatos que a muchos nos contaron durante nuestra niñez.

Un festival que nos mostró otro tipo de terror: la fragilidad del ser humano ante la inmensidad de la tecnología y las fantasías más retorcidas.

@plumasatomicas