Arte y dinero: las subastas que rompieron récords

La semana pasada fue una muy movida para la venta de arte en las más grandes casas de subastas del mundo. Warhol, la venta del arte precolombino, el enojo del INAH y el sombrero de Napoleón, fueron los protagonistas de las pujas artísticas que siguen poniendo en la mesa el polémico tema de la venta y compra de arte.

Está primero la subasta realizada por la casa Christie’s, en donde se ofrecieron 80 piezas a la venta entre cuyos precios, el mayor fue alcanzado por el Marlon Brando de Andy Warhol, vendido en 82 millones de dólares.

De las 80 piezas ofrecidas por Christie’s, 22 de ellas alcanzaron más de 10 millones de dólares, y 9 superaron loa 20 millones.

Las piezas de Warhol son de las mejores valuadas del mercado. Gracias a ellas, la venta de Christie’s alcanzó un total de 852.9 millones. Esta semana, Sotheby’s también ofreció una subasta con 78 piezas que alcanzaron un precio de 343.6 millones de dólares.

AUCTION-master495

“Es nuestro máximo histórico“, dijo Brett Gorvy, el encargado de arte de posguerra y conteporánoe de Christie’s. “Vimos a muchos postores nuevos esta noche, de Medio Oriente y Asia, pero los más grandes siguen siendo de América“.

Esa misma semana, la casa Bonhams de Nueva York, realizó también una gran subasta que incluía cerca de 150 esculturas, vasijas de cerámica y otros artefactos de las culturas azteca y maya, muchas de las cuales eran de la colección privada Scott & Stuart Gentling.

El asunto es que el Instituto Nacional de Antropología e Historia lanzó un comunicado en donde reprobaba la venta de la casa neoyorquina debido a que “se llevó a cabo fuera de la legalidad y de la ética al vulnerar, no sólo la legislación mexicana, sino el Tratado de Cooperación entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América, que dispone la Recuperación y Devolución de Bienes Arqueológicos, Históricos y Culturales Robados”.

CUL31081114A

Ya previamente, el Consulado General de México en Nueva York, había advertido a la casa de subastas que no aprobaba la venta de bienes arqueológicos mexicanos, sin embargo la venta se llevó a cabo.

El gobierno mexicano había advertido que la mitad del lote de esas piezas era apócrifo y había exigido la devolución del resto, luego de un análisis llevado a cabo por especialistas en arqueología mesoamericana. Los expertos del INAH corroboraron la información en un análisis detallado de las piezas.

Esta venta se inserta en  las muchas que han llevado a varios a polemizar el lugar de estas subastas en la producción y distribución de arte y piezas arqueológicas, que alcanzan cifras morbosas y casi siempre logran por poner piezas invaluables para la cultura mundial en manos de privados. Está por ejemplo el caso de las Cabezas de Zodiaco chinas contra cuya venta, el artista Ai WeiWei se pronunció y creó a partir del caso esculturas que han visitado decenas de ciudades denunciado el saqueo europeo a lo largo del tiempo.

Finalmente, esta mañana, los medios internacionales dedicaron muchas líneas a la venta de uno de los sombreros utilizados por Napoleón en una de sus más famosas victorias, la batalla de Marengo.

El comprador fue un surcoreano anónimo que desembolsó 1.5 millones de euros por el sombrero. Está catalogado que Napoleón utilizó cerca de 120 sombreros durante sus campañas.

Otra pieza histórica alcanzó así, también esta semana, un precio récord.

1416163025766_wps_8_BNPS_co_uk_01202_558833_P

El problema de la venta de arte en el mundo es todavía muy complicado, es un problema económico pero también ético. Habla mucho del lugar que algunas instituciones le dan a determinadas piezas de arte. Las discusiones del canon, de la producción y distribución de arte y de nuestra relación cultural con estas piezas están ahí, latentes, en estas subastas que siguen siendo vistas con ojos sospechosos por muchos.

Estamos hablando de:

Arte Subastas
Comentarios