¡Feliz cumpleaños 190 Ciudad de México! #190CDMX

Hace 190 años, exactamente el 18 de noviembre de 1824, el Congreso tomó la decisión de crear un Distrito Federal, una entidad con un estatuto diferente al de todos los demás estados y en donde residirían los poderes de la nación. Esto fue apenas un paso en la larga y fascinante historia que tiene el D.F.

La región que ahora comprende el Distrito Federal tiene cientos de años de ser uno de los centros más importantes de todo el continente. Por Azcapotzalco, Iztapalapa, Cuicuilco o Xochimilco, caminaron los más poderosos gobernadores y sabios consejeros de antiguas culturas, pioneras en las matemáticas y las ciencias, doctas en las más bellas artes y maestros de rituales tan fascinantes, macabros y luminosos que aún hoy en día no podemos comprender completamente.

The_Great_Tenochtitlan_detail_4

La historia de nuestra Ciudad es hipnótica, muchos han dedicado su vida a estudiar e interpretar las biografías de aquellos que la construyeron. Brillante centro económico y social, escena de la caída de nuestros ancestros, pavimento fincado sobre ruinas sangrientas, nuestra Ciudad cuenta una historia tan complicada como fascinante.

134051135.F9PrIJMb.08PalacioNacional
Palacio Nacional

Pocas veces nos ponemos a pensar en la abrumadora cantidad de cosas que ocurrieron en nuestra ciudad y que decidieron el destino de millones de habitantes. Sobre las calles que pisamos todos los días se enfrentaron imperios que lucharon por la riqueza de nuestro suelo, nuestro envidiable clima y la inesperada atracción y repulsión que nuestra ciudad provoca.

Somos una enorme pieza en la historia de América y Europa: en otros tiempos, los asentamientos que existían en la Ciudad eran de los más importantes de toda la región, no hay ninguna duda de por qué los conquistadores, para hacerse de ese nombre, tuvieron que doblegar a sus habitantes.

134051143.JnahkGRm.14LaVilladeGuadalupe
La Villa de Guadalupe

En lo que hoy es la esquina de las calles de Pino Suárez y República de El Salvador, en el Centro Histórico de México, se vieron a los ojos los hombres de Moctezuma Xocoyotzin y las tropas de Hernán Cortés, precisamente un 8 de noviembre de 1519.

A partir de ese momento, la historia de esta zona experimentaría una cambio enorme, la mezcla de culturas (a veces orgánica, otras violenta) daría como resultado una de los más enigmáticos sitios del planeta.

134051172.Fi1jocLv.34InteriordelaAlamedaMexico
La Alameda

La Colonia vería pasar las más terribles injusticias, durante todo el periodo, nunca dejamos de alimentar a los antiguos ídolos con la sangre de nuestros hijos y hermanos. Pero no todo era terrible, también las luces de las nuevas castas opacarían en su campo a los europeos. Los poetas, pintores y pensadores novohispanos, amaestraron todas las artes creando un estilo único.

Los siglos pasaban y nuestra metrópoli se iba ganado un lugar en la historia mundial. Las guerras intestinas nunca faltaron, nuestra historia es también una historia de interminables conflictos políticos, de injusticias y luchas por la tierra; hace 200 años, caciques, virreyes y terratenientes de todo tipo acaparaban los bienes de los habitantes entablando la permanente lucha, a la que aún no renunciamos, por el bienestar de la mayoría y el castigo al abuso de poder.

10734234_848541318501223_4241046883448315330_n
La Glorieta de Chilpancingo

El siglo XIX fue uno de los más prolíficos en la historia de esta Ciudad. Los más grandes pensadores de nuestra región se dieron a la tarea de lidiar con nuestra identidad. Por un lado, hijos de un monumental imperio, el de la raza cósmica, y por otro, herederos de una tradición católica y europea. Éramos diferentes y había que asumir esa diferencia y ser dueños de nuestro destino. Así fue que comenzamos a pensar en nuestra independencia, en leyes que aplicaran a nuestro territorio y que tomara en cuenta nuestra peculiar identidad.

10526146_846341708721184_496640043668847850_n

Las calles de esta Ciudad vieron pasar a los más grandes personajes de la historia americana. La calzada de Tacuba, el Zócalo, los canales de Xochimilco y los asentamientos al sur, fueron el escenarios de grandes batallas libradas con la espada y con el pensamiento, mientras los colosales volcanes que nos resguardan miraban con soberbia el nacimiento de una de las más importantes metrópolis del mundo.

Esta Ciudad ha sido la casa de geniales pensadores, le hemos abierto la puerta a todas las personas que, especialmente en el siglo XX, tuvieron que huir de su hogar. La ciudad ha alojado a cientos de pensadores, a aquellos que huían de las dos grandes guerras, a los exiliados españoles, a las víctimas de las dictaduras latinoamericanas, etc.

10696442_829973707024651_87918871990473412_n

En esta Ciudad se resguardó Trotsky, André Breton dijo que era el lugar en donde el surrealismo se materializaba. Nuestra Ciudad fue el tema de las obras maestras de Buñuel, sus calles son la musa de algunos de los mejores poetas del siglo XX y cientos de artistas tuvieron que aceptar que, una vez bajo los influjos de nuestra ciudad, era difícil escapar a su encanto.

Somos raros, muy raros, y no en el sentido estético de la palabra. Nuestra rareza radica en una peculiaridad contradictoria: aquí se levantan bellos palacios, castillos rodeados por bosques, también hay zonas llenas de cicatrices, vecindades en donde se amontonan las singularidades.

10256689_847336741955014_1053007174208015321_o
Postal de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas en la Narvarte en los sesenta

Parte de esa contradicción está en el cine de oro que se grabó en estas mismas calles, el cine de Cantinflas lanzaba una luz humorística y terriblemente critica a la injusticia en nuestro país. Nuestros cine dorado, nuestro cabarets y teatros brillaron como pocos en las últimas décadas del siglo XX.

El-Cine-de-Oro-en-Mexico

Todavía hoy, la Ciudad de México sigue siendo un lugar extrañísimo que los extranjeros no terminan de entender. ¿Cómo le hacemos para sobrevivir en esta jungla? Ese es un secreto que solo nosotros sabemos y que no le compartimos a muchos. Cómo le hacemos para caminar enamorados de una Ciudad igual de fiestera que peligrosa, con edificios que retan a las nubes pero llena de cicatrices que llamamos baches: la cara del D.F es una cara hermosa pero que atemoriza si se mira por mucho tiempo.

10404359_843376352351053_9167247999440953059_n-1
El tranvía que pasaba por Álvaro Obregón

Si bien la construcción cultural de la Ciudad es el culpable del centralismo que nuestro país adolece, es cierto que eso incluso forma parte del mosaico multicolor que es este lugar. Hoy, la Ciudad tiene otra cara, hoy ha adoptado nuevas formas para nombrar a sus quiméricos habitantes, para enfrentar sus extrañas contradicciones.

Esta Ciudad es única y debemos conocer más de su historia. En los últimos años, los jóvenes han pensado que la Ciudad se compone de un par de colonias y que nada fuera de ellas es relevante. Esta Ciudad es inconmensurable y debemos expandir la idea que tenemos de ella, debemos pensarla en su peculiaridad totalidad, recorrerla y nunca dejar de exigir que siega siendo un centro imprescindible del continente.

paseo-dela-reforma_6840_600x450

¡Feliz 190 cumpleaños, Ciudad de México! #190CDMX

Estamos hablando de:

Ciudad de México
Comentarios