Mala copa ataca a dron indefenso, en un bailongo de cumbia

Cada vez es más frecuente toparnos con drones sobrevolando en diversos eventos. Y si bien a veces es un fastidio que vayan de un lado a otro como avispas electrónicas gigantes, eso no es motivo suficiente para destruirlos, en parte por lo costosos que son estos aparatejos.

Sin embargo, hubo quien sí se atrevió a mostrar su odio hacia los drones. Esto sucedió en Perú, país sudamericano que a veces parece una dimensión alterna. Ahí, mientras se desarrollaba un concierto de cumbia en un sitio llamado Complejo Santa Rosa, en Santa Anita, un drone volaba sobre los asistentes, obteniendo así unas bellas imágenes de este evento de clase mundial.

Todo era alegría y diversión, hasta que apareció un mala copa (al igual que ocurre en toda fiesta que se precie de serlo) y echó todo a perder. En este caso, el ebrio, invadido por un odio enfermizo y sed de venganza, atrapó al pobre Drone Phantom 2.

Al parecer, el sujeto ya le traía ganas al dron, por lo que aprovechó cuando lo tuvo cerca para saciar su odio. Pocos segundos después, personal de seguridad intervino para intentar salvar el drone, propiedad de la empresa E2 Perú. Y es que uno cómo sea, pero ¿y los drones?

Aquí el video que fue subido a YouTube desde octubre, pero que apenas se viralizó:

Esos gritos angustiados que escuchan eran de Enzo Felipe, operador de E2 Perú, quien angustiado esperaba que su drone no quedara inservible tras el ataque.

Afortunadamente y para que nadie se angustie, el drone sólo sufrió daños en su estabilizador, mismo que fue reparado. Días después, y ya más repuesto del susto, Enzo Felipe señaló que el borrachales no se hizo responsable por los daños que causó, pues fue sacado del bailongo junto a otra persona que lo acompañaba.

En cuanto al pobre drone, Enzo dijo que sigue vivito y coleando:

“Seguimos utilizándolo, justo tenemos eventos con este drone”.

Moraleja: Los mala copa son un peligro para todos.

*** Vía La República
Comentarios