Obama ofrece prórroga a deportaciones: beneficiaría a 5 millones de indocumentados

Ya que por las buenas no lo consiguió, ahora el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recurrió a su autoridad ejecutiva para imponer un paquete de leyes con el que se le dará prórroga a la deportación de aproximadamente 5 millones de inmigrantes indocumentados que actualmente se encuentran en territorio estadounidense.

“El sistema migratorio está descompuesto”, admitió el Ejecutivo, pero con estas leyes aseguró que será “más justo”… sin embargo no garantiza la ciudadanía: “no permiten la naturalización, ni dan el derecho a permanecer aquí permanentemente, ni conceden los beneficios que los ciudadanos reciben. Sólo el Congreso puede hacer eso. Lo único que estamos diciendo es que no vamos a deportarte”, aclaró el presidente en mensaje televisivo.

El plan de Obama concederá estatus legal a cerca de la mitad de los 11 millones de inmigrantes. Aquellas personas que consigan demostrar su permanencia en los Estados Unidos durante cinco años, tener hijos estadunidenses o residentes permanentes, además de aprobar una revisión de antecedentes criminales, podrán congelar su deportación y obtener permiso de trabajo válido por dos años… sin embargo, “quienes violen la ley serán deportados”, advirtió.

Con esta acción se pretende beneficiar a las personas que realmente hagan valiosas aportaciones a los Estados Unidos, señaló Barack Obama: que paguen impuestos, trabajen, estudien o tengan negocios; es un plan sensato: “la deportación masiva sería imposible”. Respecto a que esto que propone se tome como una amnistía, aclaró:

“Amnistía es el sistema de inmigración que tenemos ahora, millones de personas que viven aquí sin pagar impuestos y sin cumplir con las reglas, mientras los políticos usan el tema para asustar al pueblo y ganar votos en época de elecciones”.

Consciente de que la imposición de este paquete de leyes le traerá muchas críticas de sus detractores, Obama retó: “A aquellos miembros del Congreso que ponen en duda mi autoridad para hacer que nuestro sistema de inmigración funcione mejor, o que cuestionan mi prudencia para actuar donde el Congreso no lo ha hecho, les tengo una respuesta: aprueben una ley”.

Lo propuesto por Obama no beneficiará a personas que han ingresado a los Estados Unidos recientemente, ni a futuros inmigrantes. Aunque se espera que cerca de 5 millones de personas que se encuentran de manera ilegal en los Estados Unidos hagan trámites para obtener esta prórroga de deportación, no luce tan atractiva la oferta de Obama para aquellos que llevan incluso décadas viviendo en el país del norte sin documentos, señalan críticos.

@plumasatomicas

*Vía La Jornada, Excélsior, Milenio
Comentarios