Solidez y fractura en dos álbumes de The Beatles

El día de ayer en distintos momentos del tiempo y espacio, fueron lanzados dos álbumes que, aunque son diametralmente opuestos, plasmarían dos momentos cruciales en la carrera de los Beatles. Primero su inminente conquista del mundo y posteriormente el comienzo de su lenta desintegración.

With the Beatles consolidó hace 51 años al cuarteto de Liverpool como la banda más popular de la Gran Bretaña. El grupo mostraba que había encontrado una nueva forma de hacer música, comenzando porque no había nadie ajeno al grupo componiendo las canciones, con excepción de George Martin, ingeniero en jefe de los estudios de EMI, quien fungía como arreglista y “traductor” de los deseos de la banda. A sólo ocho meses de su álbum debut, Please Please Me, la segunda placa muestra canciones más maduras, aunque ninguna de estas lograría tener un gran impacto en Estados Unidos todavía, cosa que lograrían sólo siete días después con el lanzamiento del sencillo “I Want To Hold Your Hand”. El equipo de compositores Lennon/McCartney comienza a construir el imperio en el que se reinará la banda.

En cambio hace 46 años, el famoso Álbum Blanco, muestra a una banda fragmentada, se dice incluso que es un compendio de canciones solistas que ya comienza a mostrar las personalidades musicales que después explotarían sus integrantes en solitario. Sería el primer álbum doble para el grupo y también el primero de su tipo en ser el más vendido de la historia. Las razones para haber publicado dos álbumes en lugar de uno, fue que el grupo tenía un gran paquete de temas que fueron compuestos durante la estadía del cuarteto en la India, en el retiro/campamento del Maharishi Mahesh Yogui, cosa que Ringo y Paul se tomaron como unas bonitas vacaciones, y John y George con la seriedad de una búsqueda musical. Los cuatro tenían mucho tiempo libre para dedicarse a componer armados con guitarras acústicas. Incluso Lennon aprendió la técnica de rasgueo con las manos por parte de Donovan quien también se encontraba en el campamento hindú. Así que a su regreso a Londres, el grupo llegó con más de 30 canciones para presentarlas a George Martin quien se apabulló por la cantidad de material y además porque la mayoría de las canciones, para su criterio, no eran tan buenas.

beatles63c

Con su segunda placa de 1963, los Beatles aún tenían que echar mano de los covers para poder satisfacer la demanda de los fans en tiempo y forma, además que EMI los presionaba para tener un nuevo disco lo antes posible. Así que encontramos siete temas que no eran de su autoría, algunos de los cuales ya interpretaban desde sus aventuras por Hamburgo.

En cambio en 1968 el mundo era completamente distinto, los Beatles habían definido nuevos parámetros sobre los alcances del trabajo en estudio con Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, y había sufrido el primer revés de su historia con la película Magical Mystery Tour y su respectivo álbum, por lo que muchos ya los daban por muertos. Sin embargo, el Álbum Blanco vendría a ser una especie de “regreso a la forma”, sin tantos trucos de estudio (fórmula que seguirían intentando repetir o capturar en Let It Be y posteriormente lograrían en Abbey Road).

El problema es que la banda, como individuos, se hallaban en medio de diferentes cuestiones personales. Ringo sentía que no estaba tocando bien y además que él era el extraño en la banda, mientras que sus tres compañeros parecían ser más amigos (cosa que lo llevó incluso a “salirse” de la banda por casi día y medio). George seguía muy enamorado de la India y se hallaba inmerso en una búsqueda espiritual, por lo que los quehaceres con el grupo no lo emocionaban del todo. John se había separado de su primera esposa, Cynthia Powell y ya había conocido a Yoko Ono, de quien se quedó perdidamente enamorado para siempre, y además de se había hecho adicto a la heroína. Paul, quien desde Sgt. Pepper’s de alguna manera había tomado las riendas del grupo, como buen workaholic, había aprendido a grabar todo por sí sólo, así que llegaba a las sesiones con los temas prácticamente terminados, cosa que no le agradaba mucho a sus tres compañeros los cuales comenzaban a sentirse excluidos de cualquier trabajo grupal y tratados como músicos de acompañamiento de McCartney.

whitealbum2

Las aportaciones de cada uno de los cuatro fantásticos en With the Beatles, funcionaban como una máquina perfecta y bien aceitada. John y Paul, dispuestos a comerse al mundo, componían las canciones y llevaban las voces principales, George era el arreglista de las melodías de los temas y ejecutante de los solos de guitarra, y Ringo se encargaba de mantener a todos unidos, tanto en la batería como a nivel personal. Aunque ya habían tenido algunos temas en el anterior Please Please Me, en este disco John y Paul le dieron un poco más de chance a George y Ringo de destacar en algunos temas. “Don’t Bother Me” composición total de Harrison, define ya la personalidad del guitarrista con un tema que dista mucho de ser complaciente con las fans como era habitual en las rolas de Lennon/McCartney, por el contrario, pide que no lo molesten y lo dejen en paz (aunque el tema haya sido inspirado por un terrible resfriado), igualmente lleva la voz principal en “Roll Over Beethoven” de Chuck Berry y “Devil In Her Heart” tema de Richard Drapkin interpretada por los nada conocidos The Donays. Ringo por su parte canta el tema que curiosamente sería el primer gran hit de los Rolling Stones, “I Wanna Be Your Man”.

Cinco años después el grupo operaba individualmente. George Martin tenía trabajando tres estudios separados, en los que John, Paul y George estaban grabando al mismo tiempo con otros músicos. Se dice que parte de este acelere se debió a que les urgía terminar su contrato con EMI para poder lanzar su propio sello, Apple Records, y lanzando un álbum doble cubrirían su cuota por fin. Hay varios temas grabados por un solo Beatle como “Julia” de Lennon o “Blackbird”, “Mother’s Nature Son”, “Martha My Dear”  y “Why Don’t We Do It In the Road” de Paul, canciones grabadas por ellos acompañados de guitarra acústica o si acaso sólo con Ringo, quien por cierto, compuso un tema que finalmente no era una copia de una rola de Jerry Lee Lewis: “Don’t Pass Me By”, en la que además toca el piano junto con Paul. George Harrison se vio privilegiado con la inclusión de ¡cuatro! de sus temas, entre ellos “Savoy Truffle” con sus saxofones distorsionados y una de sus mejores composiciones “While My Guitar Gently Weeps” en la que cometió la osadía de invitar a Eric Clapton a grabar, un hecho sin precedentes pues ningún músico reconocido había tocado jamás en una canción Beatle. La inclusión de Clapton en el tenso ambiente de las sesiones del Álbum Blanco, hizo que el grupo se uniera en torno a él.

With-the-Beatles

En With the Beatles, el grupo plasmó su imagen en una fotografía tomada por Robert Freeman, tras ver las fotografías que les tomó su amiga Astrid Kirchherr durante los días de Hamburgo. La portada rompería con el molde de las fotos felices y a color de las bandas de la época. El grupo aparece serio, con el rostro a media luz y además la foto fue impresa en blanco y negro para horror de la compañía disquera, a la que le parecía demasiado lúgubre y pesimista. En realidad era una declaración de la banda de que las cosas iban en serio y ellos marcaban el ritmo de los tiempos ahora.

Con la portada blanca de su álbum doble, el nombre de la banda grabado en ella casi de manera imperceptible, involuntariamente el grupo lanzaba el mensaje de “borrón y cuenta nueva”. Siendo que las portadas de Sgt. Pepper’s y Magical Mystery Tour fueron demasiado elaboradas, McCartney tenía en mente “algo en blanco” y que fuera minimalista. El diseñador Richard Hamilton se encargó de la producción y además sugirió numerar las copias de los álbumes (como si se tratara de una edición limitada), los Beatles se quedaron con las primeras cuatro obviamente (John Lennon se agandalló con la número uno). En el interior del disco vendría un póster diseñado por el mismo Hamilton, que incluían las letras y cuatro grandes fotografías individuales.

white

Los astros se alinearon el mismo día en diferentes años con resultados equidistantes en la historia de los Beatles.

FB: IvanNieblas

Comentarios