México “no es ni será un Estado fallido”, aclara José Mujica

Tras sus declaraciones, en las cuales señaló que México daba la impresión de ser un Estado fallido, y que dieron como resultado un rápido comunicado de extrañamiento y reprobación de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el presidente de Uruguay, José Mujica aclaró y expresó su solidaridad “con México, su sistema político y su gobierno” ante los lamentables sucesos ocurridos en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre.

Mucha polémica crearon los dichos de Mujica, tanta que incluso el gobierno mexicano llamó a comparecer al embajador de Uruguay a raíz de la divulgación de una entrevista que el presidente uruguayo concedió a la revista Foreign Affairs en la que calificó de terrible lo ocurrido con los normalistas de Ayotzinapa y señaló que –visto a la distancia– parecía que el Estado mexicano había sido carcomido por la corrupción. La entrevista completa será publicada en enero de 2015.

mujica

Tanto México, como Honduras y Guatemala “no son ni serán (…) estados inocuos o fallidos, porque tienen cimientos históricos de naciones precolombinas, tienen capital político en sus partidos y en sus decisiones democráticas, que están por encima de las vicisitudes de hoy”, fueron las palabras de Mujica reproducidas en un comunicado de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia de la República.

Además, el presidente uruguayo puso a disposición del “legítimo gobierno” de México todo “en lo que podamos (…) para apoyarle en lo que pueda facilitar el enfrentamiento de este difícil momento”, ya que nadie puede sentirse ajeno a los dramas que atraviesa México y países de Centroamérica.

Pese a esta aclaración, José Mujica reafirmó que las naciones mencionadas trabajan bajo una metodología comercial sin escrúpulos cuya consigna es plata o plomo, y que maneja cuantiosos recursos económicos:

“Centroamérica toda paga el costo de ser un puente clandestino hacia el gran mercado que no sólo consume, sino que además factura el grueso de este comercio”.

Debido a los lazos de amistad que unen a México con Uruguay, Mujica señaló que les afecta de manera particular lo que ocurre en nuestro país: “Medimos la dimensión del enemigo que México enfrenta, pero creemos en las reservas éticas y en el compromiso tácito de todos los que se sienten orgullosamente mexicanos, y confiamos en su fuerza para enfrentarlo y vencerlo”.

Muchos hubieran querido que se mantuviera en lo dicho y que más presidentes se pronunciaran en relación a la crisis que actualmente atraviesa nuestro país, pero todo en la política exterior es diplomacia.

@plumasatomicas

*Vía La Jornada
Comentarios