La noche siempre es joven cuando escuchas a The 2 Bears

Ahora que todos los medios de relevancia están publicando sus listas de lo mejor del año, nos volvemos a dar cuenta que varios conteos se parecen mucho entre sí. Quizás el orden sea distinto, pero la mayoría de los discos son los mismos. Desde cierto punto de vista, parece que en el año no se produjo otra cosa mas que los mismos 50 discos que se mencionan en las listas de NME, Q, BBC, o The Guardian, por mencionar unos pocos. Se hace énfasis en los medios británicos porque éstos les suelen dar preferencia a los artistas que son de casa. Sin embargo, estos conteos dejan fuera a cientos de discos que no contaron con el mismo apoyo publicitario que (digamos) Kasabian o Damon Albarn, pero que valen la pena re-evaluar.

Uno de esos “cientos de discos” es The Night Is Young, el segundo álbum de estudio de The 2 Bears, proyecto formado en Londres hace unos años por Raf Rundell, co-fundador del sello indie 1965 Records, y Joe Goddard, integrante de Hot Chip. A diferencia del synthpop de la otra banda de Goddard, The 2 Bears se inclinan más por el blue-eyed soul mezclado con Chicago house. Son canciones para bailar un poco, pero sin ponerse loco en la pista. A estos osos les gusta marcar la pauta con grooves suaves, beats noventeros y en el caso de este disco en particular, influencias sudafricanas.

En una breve conversación telefónica que Sopitas.com tuvo con Rundell (también conocido como Raf Daddy) nos contó que grabaron dos temas en Johannesburgo, “La música africana está en la raíz de mucha música para bailar. Podemos trazar su influencia a la música house, el blues, el jazz de Nueva Orleans, el soul. Me encanta todo eso.” The 2 Bears se unen a una creciente lista de músicos anglosajones que salen ganando de sus experiencias en África, como Damon Albarn y Paul Simon, y su música termina por reflejar lo que absorbieron. “Fue un viaje increíble,” dijo Rundell. “Nos ayudó a poner las cosas en cierta perspectiva”.

The 2 Bears hicieron su impacto en 2012 con su álbum debut, Be Strong, un disco que puso el house de regreso en el mainstream. Para el DJ y productor ingles, este género en particular ha jugado un importante papel en su vida. “[El house] es una mezcla de un poco de disco, un poco de soul, algo de rhythm & blues. Es algo muy poderoso, idealístico incluso. Ha sido una parte importante y positiva en mi vida.” El house sigue presente en The Night Is Young aunque esta vez cede el primer plano a otros géneros más accesibles como en el primer sencillo “Angel (Touch Me)” que suena a algo que encajaría en el britpop de finales de los 90 cuando el neo-soul se estaba abriendo paso en BBC Radio.

El álbum cae en la categoría de “gustos adquiridos”. Hay que darle su tiempo y escucharlo varias veces antes de que pueda encajar con el oyente. En contraste a los discos que se incluyen entre los 50 mejores discos de 2014 según NME -que te enganchan a la primera-, Rundell prefiere que las recompensas se develen con el tiempo. “Esos son mis discos favoritos, como el Seachange de Beck. A la primera oída, no me dio mucho que pensar, pero le di otra oportunidad y me percaté de todo lo que se escondía en la música.”

No es precisamente una decisión voluntaria, sin embargo. “Si pudiera escribir melodías pegajosas, lo haría. Pero trato de escribir las mejores canciones que pueda.” Dice Rundell, aunque a pesar de esto, sus canciones consisten de aquel ingrediente clave que provocan una reacción de parte de todo aquel que le preste sus oídos. Le preguntamos si conoce aquella variable en cada rola. “Si supiera cuál es el elemento [en cada canción] que invita a la gente a moverse, lo pondría ahí todo el tiempo.” En fin, Rundell está de acuerdo que sin misterio no hay arte.

The 2 Bears se presentan esta noche, 27 de noviembre, con un DJ set en el Club Social Rhodesia. El programa también incluye un set de Juan Soto. No vayas a olvidar tu identificación porque es exclusivo para mayores de 18 años. El cover es de $150 para hombres y $100 para mujeres.

2bears

T: @ShyTurista

Comentarios