¿Mujeres tienen culpa de violaciones? campaña en Hungría insinúa que sí

Por estar guapas, ponerse ropa ajustada, entrarle al alcohol y de vez en cuando irse a divertir al antro… por eso a las mujeres las violan. No, no son las declaraciones de algún político mocho de México o de algún padrecito chapado a la muy antigua, sino una campaña contra la violación que se realiza en Hungría.

La polémica campaña no es realizada ni siquiera por una organización civil que opere en el país al que le debemos la invención del cubo Rubik, sino por la propia policía húngara en su intento por prevenir las agresiones sexuales. El video se distribuyó a diferentes autoridades escolares del país europeo, esto con el fin de ser proyectado y con él comenzar discusiones respecto a la forma en que los estudiantes pueden prevenir que se cometan delitos de índole sexual.

En imágenes, tres chavas se van a echar cotorreo a un antro y se ponen una que ni José José en sus mejores tiempos… a la salida del club nocturno, un hombre encapuchado ataca a una de las chicas, aprovechándose que la susodicha anda en estado Lindsay Lohan. Al final, la mujer aparece tendida en el suelo, después de la agresión y cierra el video con el mensaje:

“Eres responsable, puedes hacer algo al respecto”

“El video caricaturiza la sexualidad femenina y sugiere que las mujeres no deberían tomar o divertirse de la misma forma que lo hacen los hombres, porque ese tipo de comportamiento es provocación. Intencionalmente difunde algunas de las peores ideas de una sociedad extremadamente conservadora y patriarcal”.

La anterior crítica fue emitida por Éva Cserháti, integrante de “Húngaras contra la violencia”, uno de muchos grupos y organizaciones feministas que criticaron a la campaña policiaca por intentar “culpar a las mujeres” de ser víctimas de agresiones sexuales.

“Esta comprensión de la violación como un fenómeno social proviene de la era socialista, cuando la víctima era habitualmente culpada, y contrasta con la inculpabilidad de las políticas públicas e instituciones, como la policía”, agregó Éva.

*vía The Guardian
Comentarios