Limosnas católicas para comprar porno

En dos pequeños pueblos de Toledo, España, un párroco de 27 años desfalcó a su comunidad con el equivalente a unos 23,000 dólares.

Samuel M.M. sermoneaba desde el púlpito en las localidades de Noez y Totanés, con 1000 y 500 habitantes respectivamente… El dinero de las limosnas de ambos lugares no sólo fue hurtado, sino utilizado para uno de los placeres del clérigo, la pornografía online y hot lines.

Con menos de un año de labores, ya se rumoraba sobre los vicios de Samuel M.M. “Éste es un pueblo muy pequeño y todo se habla y se cuenta”, señaló Yolanda Sánchez, alcaldesa de Noez. El párroco ya fue cesado de su puesto, mientras que las autoridades religiosas tratan de reponer el monto robado.

El clérigo español pidió disculpas por lo sucedido y declaró que “confía en la ayuda de la oración y de la misericordia divina para la resolución de este asunto”.

Comentarios