Otro futbolista víctima del crimen

Después de la victoria del Monterrey en su encuentro contra el Nacional Paraguay, como parte la Copa Libertadores, el portero del equipo, Omar Ortiz, sufrió un asalto cuando regresaba a su hogar, acompañado de algunos familiares.

Los hechos se registraron la noche de ayer, cuando el “Gato” Ortiz manejaba por las calles del municipio de San Nicolás de los Garza. Según el testimonio del jugador, dos autos lo siguieron por un rato después de su salida de un restaurante, donde festejó el triunfo. Los vehículos se le cerraron y lo obligaron, junto con su esposa y dos de sus hijos, a bajar de su camioneta Suburban.

Aunque el portero pidió ayuda a la policía, los delincuentes lograron escapar, pues la patrulla que lo auxilió terminó chocando contra otro auto en la persecución.

Comentarios