Turismo presidencial

Vía: La Jornada.

El Día domingo se dieron cita en Cancún, Quintana Roo, diferentes líderes de las naciones del Caribe. Se celebraba la primera Cumbre México-CARICOM donde se discutirían cinco puntos primordiales expuestos por Felipe Calderón: apoyo a Haití, intercambio económico, protección y fomento al turismo, lucha contra el crimen organizado y cambio climático. Ésta sólo duro un día, pero no terminó allí. Durante el día llegaron mandatarios de Latinoamérica para la Cumbre De Río, al hotel Grand Velas que albergó a los 32 presidentes y jefes de estado de la zona. El sitio era una trinchera resguardada por el Estado Mayor Presidencial y fuerzas especiales del Ejército mexicano.

Dentro de la Cumbre se habló de ayudar a Haití y, cuando se habló de ello, hubo un altercado entre los presidentes Álvaro Uribe y Hugo Chávez, donde éste último le dedicó a su homólogo un cordial: ‘Vete al carajo’; se habló del bloqueo comercial de E.U. a Cuba y varios presidentes lo calificaron de ‘injusto’; se habló de un Bloque Latinoamericano, llamado ‘Comunidad de Estados Latinoamericanos Y Caribeños,’ haciendo a E.U. y Canadá de lado y finalmente se cedió la batuta al anfitrión del 2011, Venezuela.

Sin embargo siempre la retórica puede más que las acciones, y mientras nuestro presidente del Bicentenario convencía a la izquierda “Bolivarina” de que él no estaba en su contra, de que es su cuate y por eso les trató cual reyes en los días que estuvieron en el ‘país’, al norte (lejos, lejos de donde él) seguía y sigue empeorando la situación… bueno, ustedes perdonen, no sólo el norte.

Se clausuró la cumbre, pero eso no hizo que la gente de Haití viviera mejor, pero sí que su presidente llegará en jet privado, con bandera de México y toda la cosa, tampoco lograron que E.U. quitara el cerco comercial contra Cuba, pero sí que su presidente viniera a comer sabroso, la Cumbre sirvió de poco, entre ése poco, para que muchos vistieran con ‘guayaberas’, también para darnos cuenta que nuestros empresarios le temen a libre comercio con Brasil (por condiciones inequitativas con aquel país, pero eso no los detuvo en el 94 con la primera potencia mundial).

Puro Turismo Presidencial que le llaman.

Por: El Vaka

Comentarios