Pang Ya

La pequeña Pang Ya de tan sólo dos años, originaria de la provincia china de Shanxi, tiene el peso y tamaño de una niña de seis años y medio.

En lo últimos días la prensa China e internacional, ha inundado las primeras planas con fotografías de Pang en un intento por llamar la atención gubernamental hacia el creciente número de niños obesos en el gigante asíatico:

“Mi hija tiene un apetito más que saludable… estamos preocupados y al borde de la quiebra… empeora día con día”

El problema de obesidad chino es ya comparable al mexicano, donde más de 60 millones de habitantes padecen de obesidad. Y claro, es cierto, uno tendría que poner de su parte, pero la mayoría del tiempo la carne es debíl, la ensalada apesta y si desde niño desayunas fritangas y a educación física sales una vez a la semana a verle los calzones a tus compañeritas, el problema de salud no sólo se agrava, sino que se generaliza.

Un consejo de su tío Sopitas: coman frutas o verduras por que a veces el estirón no llega.

Estamos hablando de:

China salud