Cortometrajes: ¿el patito feo del cine?

Borges alguna vez dijo: “Desvarío laborioso y empobrecedor el de componer vastos libros; el de explayar en quinientas páginas una idea cuya perfecta exposición oral cabe en pocos minutos”.

En el cine sucede lo mismo, ¿para qué realizar una película de dos horas, si en menos de 10 minutos puedes contar la historia?

En el inicio del cine, las películas duraban cuan largo fuera el rollo de la cinta, por eso los primeros filmes eran tan cortos. Al avanzar el tiempo y con la innovación del montaje, se pudieron armar películas más largas, mientras los cortometrajes se convirtieron en otro género cinematográfico.

En sí, la industria fílmica no menosprecia al género, pero no ha sabido como explotarlo comercialmente. De hecho, hay muy pocas ocasiones y recintos, donde el público puede admirar películas de esta índole. Me refiero a ciertos cine clubs o festivales; por ejemplo en México vale la pena destacar Expresión en Corto (en San Miguel de Allende, Guanajuato, a finales de julio) o Shorts Shorts Film Festival (en la Ciudad de México, a principios de septiembre), ambos exhiben en su mayoría cortometrajes y premian a los mejores no sólo a nivel nacional, sino también internacional.

Sin embargo, son realmente pocos los escaparates donde se pueden presentar estos trabajos fílmicos. Además los mismos cineastas terminan por relegar al género cuando tienen la posibilidad de hacer largometrajes, lo cual es una pena, pues muchos directores han llegado a producciones de mayor escala valiéndose de la singularidad de sus cortometrajes, que fungieron como plataforma para mostrar su visión creativa.

Es por eso, que a partir de hoy compartiré con ustedes diversos cortometrajes, buscando expandir su difusión. Espero los disfruten:
Tim Burton – Vincent (1982): realizado a partir de un poema del propio Burton, con notables influencias del expresionismo alemán de la década de los 20’…

Fernando Eimbcke – La suerte de la fea… a la bonita no le importa (2002): Fernando, graduado del CUEC, ha sido director de la aclamada Temporada de Patos y recientemente Lake Tahoe.

Martin Scorsese – The Big Shave (1967): su cortometraje más famoso de cuando asistía a la escuela de cine de NYU.

Por: danielenr