No lo dije yo primero: “Bicentenario: despilfarro y desvío de recursos”

El gobierno de Felipe Calderón en medio de una severa crisis económica, política y social, considera gastar millones de dólares para festejar el bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución.

Cuando Calderón decidió encabezar la Comisión Organizadora de los Festejos (en marzo de 2007) consultó no a historiadores, sino a un filántropo ligado a Televisa: Fernando Landeros, presidente de Fundación Teletón, para analizar la mejor forma de conmemorar estas fechas “emblemáticas para el pueblo mexicano”. Landeros recomendó a Ric Birch para la producción de las megafiestas de 2010.

¿Birch?

Ric, para los amigos, modesto director y fundador de Spectak Productions, una compañía especializada en la producción de ceremonias mundiales, espectáculos masivos, de televisión, cine y teatro que tiene oficinas en Sydney, Los Ángeles y Milán…. ahhhh y también es el hombre fuerte tras las cermonias de apertura en Los Ángeles (1984), Barcelona (1992), Sydney (2000), Turín (2006) y Beijing (2008).

¿Y cuánto cobra Mr. Birch?

En días pasados, el periódico EL FINANCIERO solicitó a Banejército, a través del IFAI, el presupuesto que destinó al pago de actos y el monto que liberará para los festejos del 15 de septiembre y el 20 de noviembre de 2010. Sin embargo, Banejército no ha respondido, “en virtud de que se encuentra realizando una exhaustiva búsqueda de la información solicitada en sus archivos”, y pide una prórroga para entregar una respuesta clara hasta el próximo 5 de marzo.

Sin embargo el monto total del presupuesto si es público: Felipe Calderón, quien encabeza la Comisión Organizadora para estas celebraciones, creó el Fideicomiso del Bicentenario con un monto que ahora asciende a mil 627 millones 896 mil 229 pesos, incluyendo los rendimientos financieros. El fideicomiso opera en el Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada (Banejército), el cual -según Villalpando- hace los contratos y lleva todos los trámites administrativos y financieros relacionados con los festejos de 2010, repartido de la siguiente forma:

Una tercera parte en la construcción del Monumento Bicentenario (Arco del bicentenario); costo aproximado de 542 millones 632 mil pesos, otra tercera parte para las fiestas del 15 de septiembre y 20 de noviembre de 2010 (aquí estarían incluidos los honorarios del más que sonriente Ric), costo aproximado de 542 millones 632 mil pesos, y otra tercera parte para cubrir los costos de transmisiones y conexiones televisivas.

Con ese presupuesto, claro, se podrían hacer miles de cosas con un beneficio a corto y largo plazo, pero si hablamos de despilfarro a lo güey podríamos comprar unos 9,043,868 cartones de cerveza o, si son más sofisticados, unas 3,255,793 botellas de Whisky de una marca decente, pero si lo suyo es el alcohol del 96 y el Bacardi blanco pues ese dato ya sáquenlo ustedes…

Yo me compraría algo útil como un mono de JADE y mandaría a matar a los Kings of Leon…

Fuentes: El Financiero, La Divina, el Universal.

Por: Kid A.