Uso de suelo: eterna polémica en el D.F.

Leyendo la versión en línea de El Universal encontré algunas notas sobre el enojo de ciertos legisladores locales (principalmente del PAN) en relación a la propuesta de reforma a la Ley de Desarrollo Urbano del D.F. que hizo el titular del Poder Ejecutivo local, Marcelo Ebrard.

El enojo tiene que ver con que la propuesta (según la interpretación de los legisladores mencionados) facultaría al Poder Ejecutivo local para hacer modificaciones en materia de uso de suelo de manera discrecional, sin escuchar ni a los legisladores ni a la “representación vecinal”.

El tema del uso de suelo es polémico ya que un inmueble con uso de suelo habitacional (por ejemplo) no tendría posibilidad de acceder a licencias para poner un “bar” o “antro”. Cambiar el uso de suelo habitacional por el comercial o de servicios es sumamente difícil y la reforma (de aprobarse) podría simplificar el cambio.

Hay posturas encontradas, ya que por una parte se teme que se fomente la corrupción al dejar fuera del proceso a las organizaciones vecinales, sin embargo, las organizaciones vecinales también son corruptas (como lo declaró a todos los medios el líder de los “antreros” cuando el caso Cabañas) y en algunos casos se encuentran completamente cerradas a escuchar propuestas y a todo lo que implique un mínimo cambio en sus colonias (los que viven o circulan regularmente por San Ángel saben a lo que me refiero).

Como es costumbre en este país, “no hay ni a quien irle”: O se le da más poder a la “vecinocracia” que de entrada dice “no” a todo, pero que también es corrupta, o se deja toda la responsabilidad a los gobernantes, en los que ya casi nadie confía.

La reforma beneficiaría a los restauranteros y “antreros” (pues podrían obtener cambios de uso de suelo y licencias con mayor facilidad), quienes por cierto, después de su marcha de esta semana están ya frotándose las manos para que se aprueben reformas a la Ley de Establecimientos Mercantiles que les permitirían ampliar su horario de atención al público y de venta de bebidas alcohólicas, para operar “hasta que el cuerpo aguante”, situación con la que el Dr. Arturo Cervantes (Director General del Centro Nacional de Prevención de Accidentes) no está de acuerdo, tal como lo señaló en entrevistas radiofónicas con León Krauze y más recientemente con Joaquín López Dóriga. (Acá el link para acceder a una de las entrevistas)

¿Ustedes qué opinan? ¿Les gustaría que abrieran un “antro” o un “table” afuera de sus casas? Sabemos que a DJ Zapo no le molestaría y seguramente estará de acuerdo con que haya más de estos lugares y desde luego que cierren hasta las 06:00 a.m.

Vía: El Universal

Por: TRC

Comentarios