Crónica de la decadencia

Leyendo El Universal, me enteré que además de no tener un buen regreso al mercado con su último disco Chinese democracy, Guns N’ Roses ha tendio malas críticas en sus presentaciones en vivo.

Tal fue el caso del concierto del sábado pasado, en Brasil, luego de salir al escenario con tres horas de retraso. La demora fue justificada por el líder del grupo, Axl Rose, que fue recibido con un botellazo del público.

El hecho no hizo más que empeorar la situación, pues Rose respondió: “Aparezca el cobarde, ¿quiere ser el responsable por el fin del show? Para mí no es problema irme ahora”. Sin embargo, y después de que los ánimos se calmaron, los asistentes sí tuvieron su concierto, donde los tracks de antaño fueron los más solicitados como Welcome to the jungle, You could be mine y November rain.

De esta forma, algunos periodistas calificaron a esta nueva etapa como la decadencia del grupo, con la falta de voz de Axl Rose y con un Brasil donde hasta la lluvía les impidió dar su segundo concierto en esta nación.

Comentarios